El coste de la otra diplomacia zapateril

Publicado por el jun 26, 2011

Compartir

Moratinos.jpg

Moratinos felicita al brasileño Graziano tras ser elegido director de la FAO

La FAO no ha querido redondear el fin de semana de Zapatero. Vaya por Dios. Ni la presencia de María Teresa Fernández de la Vega, ni la de las ministras de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez y de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino, Rosa Aguilar, en la votación de Roma han logrado que en 48 horas tuviéramos a dos ex ministros de Zapatero colocados en la ONU. El sábado se anunció la colocación de la secretaria de Estado de Igualdad (y ex ministra de la misma cosa), Bibiana Aído, como asesora especial de ONU Mujeres. El domingo se votaba en Roma un cargo mucho más relevante, el de director de la FAO, la agencia de la ONU para la alimentación. Moratinos fue derrotado por cuatro votos (92 a 88) por el candidato brasileño, José Graziano da Silva.

Ha sido una derrota honorable, sin duda, y a ella han contribuido muchos factores como la división del voto europeo con la candidatura del austriaco Franz Fischler (que en su día, como comisario de Agricultura, fue la pesadilla de Loyola de Palacio cuando era ministra de lo mismo) y el respaldo portugués al candidato brasileño.

Mas quizá ahora podamos pedir las cuentas de lo que España ha invertido en esta fallida operación. Y aprovechando que nos cuentan lo de Moratinos, convendría alguna clarificación también sobre el caso Aído, que suena mucho más escandaloso.

Para Moratinos se ha montado una gran infraestructura en el Ministerio de Asuntos Exteriores, con seis personas trabajando para él y se ha puesto a su disposición un avión para hacer “giras electorales” por algunos países africanos. Y me pregunto yo. ¿Tan relevante para España es dirigir la FAO? ¿Afecta directamente a alguno de nuestros intereses nacionales? Porque, por cierto, cuando en 1983 el también ex ministro de Exteriores Marcelino Oreja Aguirre fue candidato a la secretaría general del Consejo de Europa, el Gobierno de Felipe González puso a su disposición un diplomático y un despacho en las Cortes. Punto final. Y parece que para España era bastante más relevante el Consejo de Europa que la FAO. Y, por cierto, Oreja ganó.

Aún más relevante parece el caso de Bibiana Aído. Resulta que nos hemos enterado hoy por la crónica de Luis Ayllón en ABC de que llevamos meses intentando colocarla en la ONU como asesora de Michelle Bachelet, la ex presidenta socialista de Chile, que ahora dirige la agencia ONU Mujeres –antes Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM). Pues Bachelet será socialista, pero quizá no tan enragé. Se opuso al nombramiento de Aído cuando vino a España semanas atrás porque el currículo de Aído y su inglés –de referencia en Alcalá de los Gazules- la dejaban muy por detrás de otras candidatas al puesto. Pues nada. Cuando Zapatero quiere colocar a alguien, se hace a golpe de talonario. A los casi 225 millones de dólares que España llevaba ya aportados a esa agencia de la ONU se han hecho contribuciones adicionales -que esperemos que el Gobierno cuantifique lo antes posible. Y después de hacer una aportación económica que suena muy parecido a comprarle un puesto, resulta que tampoco trabajará directamente con Bachelet, sino en la división de Gestión y Administración que encabeza la burundesa Giovanie Biha. Si bien no podemos saber en qué idioma se comunicarán Biha y Aído, sí podemos tener la certeza de que la española cumple los requisitos para el puesto en la división de Gestión y Administración: es licenciada en Administración de Empresas por la prestigiosa Universidad de Cádiz.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031