El conde de París: El rey de los rojos

Publicado por el jun 20, 1999

Compartir

orleans-2.jpg

S.A.R. el Conde de París, jefe de la Casa de Francia, falleció ayer, a los 90 años de edad en su residencia de Dreux, en Normandía, a la misma hora en que su nieto Eudes, Duque de Angulema, contraía matrimonio en esa misma ciudad con Marie-Liesse de Rohan-Chabot

«Cuando la cita con la Historia no se corresponde con las expectativas que uno albergó en sus sueños de adolescencia, la decepción y la amargura amenazan con ser las compañeras de las últimas etapas de la vida. Mi fe en Dios, que Él me ha otorgado y yo Le pido me ayude a conservar, así como mi confianza en el futuro de Francia me permiten hoy contemplar con objetividad y serenidad mi pasado. Sí, yo soñé con restaurar la Monarquía. Lo deseaba con el entusiasmo de mis 19 años. Pero tenía 19 años e ignoraba todo sobre las realidades políticas, sociales y económicas de Francia, no conocía las corrientes del pensamiento de la izquierda, la derecha, la Iglesia ni de los medios monárquicos posteriores a la Revolución…»

Con estas líneas introdujo en 1994 el Conde de París su libro «Dialogue sur la France» en el que recoge la correspondencia que entre 1953 y 1970 sostuvo con el general De Gaulle. Fue dentro de este periodo cuando el general vencedor de la Segunda Guerra Mundial se puso de nuevo al frente de Francia, se completó la descolonización, incluyendo el doloroso proceso argelino y, sobre todo, fueron los años en que Charles de Gaulle, presidente de la República francesa, jugó la carta de hacer del jefe de la Casa
Real de Francia su sucesor en la jefatura del Estado a título de Rey
.

Enrique de Orleans nació el 5 de julio de 1908 en el castillo de Nouvion en Thiérache, pero el exilio habría de marcar pronto su vida hasta que en 1950 se le permitió asentarse en su patria. Buena prueba de su deambular fue que tras su boda en abril de 1931 en Palermo con Isabel de Orleans y Braganza, Princesa Imperial del Brasil, sus cinco primeros hijos (Isabel, Enrique, Elena Francisco y Ana) nacieron en Bélgica; Jacques y Miguel nacieron en Rabat; Claude en Larache; Chantal nació en Pamplona y Thibault en Sintra.

El Conde de París intentó servir a Francia con el objetivo de que su ejemplo sirviera para restaurar la institución monárquica que durante siglos había sido el símbolo de Francia, un país creado por sus reyes. En 1939, tras estallar la guerra, quiso servir en el Ejército, lo que le fue denegado. Finalmente, en junio de 1940, siendo ya el titular de la dinastía que dio 40 reyes a Francia, logró ser admitido en la Legión Extranjera, donde no se pedía a nadie su filiación. No obstante, él informó al presidente Reynaud de sus intenciones. La pronta derrota de Francia le impidió servir en el campo de batalla: su unidad se retiró de Lyon a Arlès donde fue disuelta en agosto de 1940.

Durante toda la guerra fue aproximándose al general De Gaulle y tras volver el Conde de París a Francia su relación se estrechó. El regreso al poder del general hizo que las muchas conversaciones teóricas que ambos habían mantenido se confrontasen con la realidad de la política práctica. En 1961, De Gaulle anunció al Conde de París su intención de retirarse en 1965 y que su deseo era que él le sucediese. Ya en 1957, con motivo de la boda del heredero del Conde de París, el general le había escrito diciéndole: «Señor, este matrimonio es un motivo de felicidad para todos los franceses porque la vida de vuestra familia se identifica con nuestra historia; porque todo lo que proviene de vos es ejemplificador para nuestro país; porque vuestro futuro, el del Príncipe Enrique y el de vuestra Familia están unidos a las esperanzas de Francia.»

Durante años el jefe de la Casa de Francia y el general De Gaulle trabajaron estrechamente. El Príncipe fue el enviado especial del presidente a una serie de países -Libia, Irán, Líbano, Afganistán, Etiopía- cuya posición frente al futuro de Argelia quería conocer De Gaulle.

El Conde de París propuso alternativas concretas a De Gaulle para hacer viable su sucesión. El general le animó a recorrer el país y hacer manifestaciones políticas, pero el jefe de la Casa de Francia no quería ser un presidente marcado ideológicamente. Su visión era la de un verdadero Rey. Finalmente el general se desdijo y optó por presentarse a la reelección y, tras tener que concurrir a una segunda vuelta, para el Conde de París se convirtió simplemente en el presidente elegido por la derecha francesa.

El Conde de París se sentía vinculado a la Presidencia suprapartidista de De Gaulle, que veía como un auténtico ejercicio monárquico. Pero él no era ni sería nunca conservador. Sus ideas eran otras. En la década de 1980 no tuvo empacho en reconocer su voto por François Mitterrand y su visión política alineada a la izquierda quedó reflejada en dos libros, «Lettres aux Français»
(1983) y «L’Avenir dure longtemps» (1987). Estas ideas hicieron que a lo largo de su vida, empezando en la década de 1930 con los «Camelots du Roi», se enfrentara uno tras otro a la mayor parte de los seguidores políticos que tuvo. Quizá pensara, como dijera en un momento de su vida el Conde de Barcelona, que «a mí no me queda más papel que el de rey de los rojos», pero mientras que Don Juan expresaba así una desesperación, el Conde de París se sentía cómodo en esa posición tras perder toda esperanza de ver él la Monarquía restaurada.

A este Príncipe y pensador se le podría aplicar la idea de Platón de que «los filósofos deben ser reyes en nuestras ciudades, o bien esos que ahora son llamados reyes y potentados deben aprender a buscar la sabiduría como auténticos y genuinos filósofos, para que el poder político y la sabiduría se unan en uno».

Le sucede como jefe de la Casa de Francia su hijo el Príncipe Enrique, Conde de Clermont, conocido gastrónomo.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 1999

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031