Concurso de belleza

Publicado por el feb 9, 2012

Compartir

Rick Santorum 09-02-12(1).jpg

A primera vista, la votación del martes pasado en las primarias republicanas de Missouri y los caucus de Colorado y Minnesota fue un vuelco espectacular: un candidato al que muchos habían descartado ya, Rick Santorum, ganó los tres Estados y probablemente demostró ser una alternativa conservadora a la candidatura de Mitt Romney sin todos los lastres que conlleva Newt Gingrich.Ya hemos citado en estas columnas la máxima de un mítico patriarca conservador, Bill Buckley: «Hay que votar al candidato más conservador que sea elegible». Y, desde luego, Santorum es mucho más elegible que Gingrich. Entre otras cosas porque no tiene los muertos políticos que acumula Gingrich en sus muchos armarios. La cuestión ahora es entender que la verdadera relevancia de esta victoria puede no ser tanta. Para empezar, Romney tuvo en esos mismos estados hace cuatro años un éxito similar al que ha logrado ahora Santorum. Y Romney perdió la nominación frente a John McCain. Y éstos son estados en los que apenas se adjudicaban delegados de cara a la convención. Es decir, que aunque Santorum ha logrado alguna victoria tan arolladora como el 55 por ciento de los votos en Missouri frente al 25 de Romney o el 45 por ciento en Minnesota frente al 17 por ciento de Romney —¡y el 27 de Ron Paul!— lo cierto es que el recuento de delegados obtenidos sigue situando a Romney primero con 107 y Santorum que ha ganado hasta hora en cuatro estados frente a sólo tres Romney, se sitúa segundo con 45 y Gingrich —ganador de uno— tercero con 32. Por algo a las primarias del pasado martes se les llama «Beauty Contest», concurso de belleza: no hay nada sustancial en juego.

Pero para lo que sí puede haber valido este «concurso de belleza» es para demostrar que Santorum ha sido capaz de soportar los ataques de la escuadra publicitaria de Romney con mucha más firmeza que Gingrich —gracias, sin duda, a tener muchos menos puntos débiles. Y eso puede hacer que muchos republicanos que asumían que Romney era el candidato inevitable, le den ahora una pensada a la cuestión. Aunque sólo sea porque si Romney se ha tomado a Santorum tan en serio como para gastarse cientos de miles de dólares en ataques publicitarios a él en la última semana, será porque es una alternativa viable.

Ahora hay tres semanas sin una sola votación, lo que favorece al que ya tiene más dinero en sus cofres. Y ése es claramente Romney. El 28 de febrero tendremos Arizona y Michigan y, una semana más tarde, el supermartes —con diez estados votando. En un mes debería estar todo resuelto. Pero las reglas de la lógica valen poco en unas primarias.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031