Afganistán y Obama en campaña electoral

Publicado por el jun 24, 2011

Compartir

Obama Visits Soldiers.jpg

Nuestros enemigos están de enhorabuena. Los terroristas nos ganan en todos los frentes. No les voy a hablar de la victoria alcanzada por los asesinos en las tierras españolas de Guipúzcoa, ampliamente glosada por distintos colegas en ABC. Pero sí quiero hacer una pequeña reflexión sobre lo ocurrido en nuestra guerra contra el terror en Afganistán. Porque también allí el líder del mundo libre ha decidido arriar banderas y salir corriendo antes de tiempo por razones bastardas. No paramos de mejorar.

Lo peor que se puede hacer cuando se lucha contra enemigos como los talibanes es fijar una fecha de retirada. Tanto si es a un año vista como si es a una década. Porque el concepto del tiempo que tienen los islamistas es radicalmente distinto. Ellos saben que mientras que los occidentales que están desplegados en Afganistán cuentan cada minuto que les queda para volver a casa, los talibanes se entretienen viendo crecer una brizna de hierba.

Como algunos no aprenden lecciones tan elementales como ésta ni después de muchos años sobre el terreno, Obama ha puesto en marcha lo que equivale a una retirada precipitada. Todos los observadores coincidían en que lo que se iba a anunciar en el discurso del pasado miércoles era una retirada escalonada  del 30 por ciento de las tropas desplegadas en Afganistán, que era la parte de los 100.000 hombres que hay sobre el terreno que fueron enviados en el “surge”, el “incremento” de tropas realizado hace 18 meses.

Es evidente que este “incremento”, copiado del que el presidente Bush hizo en Irak, ha dado buenos resultados. Como dijo Obama los éxitos en las provincias de Helmand y Kandahar han sido sustanciosos. Pero todavía quedaba mucho por hacer. Una retirada un poco más escalonada hubiera permitido que el próximo verano todavía hubiese sobre el terreno la mayor parte del “incremento” tan necesario para completar los objetivos principales. Pero con la nueva y sorprendente decisión de Obama, en el verano de 2012 el contingente del “incremento” habrá sido retirado y la totalidad de las tropas estará en un proceso de retirada que culminará en 2014.

La diferencia del verano de 2012 es relevante porque implica que sólo habrá habido una campaña completa de despliegue de los 100.000 hombres norteamericanos. Con unos pocos meses más habría habido dos campañas con más de 90.000 hombres –lo que equivale al despliegue casi completo. ¿Por qué ha hecho Obama esto?

Cabría esperar todo tipo de razones altruistas, pero terminar el despliegue del contingente de tropas del “incremento” en septiembre de 2012 suena extremadamente electoralista. Esa fecha permitirá al candidato Obama jactarse de que ha completado la retirada del “incremento” y tiene al resto del Ejército desplegado en Afganistán camino de casa. Es decir, todo nos indica que Obama no ha actuado siguiendo criterios militares sino electorales. Grande.

Compartir

ABC.es

Horizonte © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una visión no siempre políticamente correcta de la realidad internacional. Un intento de hacer comprensible a una gran audiencia la realidad cotidiana internacional generada desde diferentes focos Más sobre «Horizonte»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031