Mujeres de mirada azul

Publicado por el mar 23, 2013

Compartir

Se asoman por la pantalla del televisor, te asaltan por sorpresa, incluso cuando quitas el sonido en los anuncios, de pronto una imagen te traspasa, desde lejos la mayor parte de las veces, la cara angustiada. Y tú sientes una punzada en tu cómoda existencia y te gustaría borrar esa angustia aunque no sabes cómo, o no quieres saberlo. Entonces te avergüenzas de tus pequeños y a veces sobredimensionados problemas y te cuesta entender a esas mujeres de hierro que sobreviven en un mundo que sigue siendo bastante inhóspito para muchas de ellas.

El dia de la mujer. ¿Cuál es el día? ¿Ese en el que no tengan que mandar a sus hijos a guerras que no entienden? ¿Ese día en el que no tengan que arrastrarse por campos de refugiados? ¿O en el que no sean víctimas de las violaciones de las bestias con las que conviven? ¿Ese día en el que su lugar en el mundo tenga la dignidad y la equidad que otros les niegan? ¿En el que no tengan que trabajar el doble para ganar la mitad? ¿En el que las arrugas que esta sociedad no soporta las aparten de una cámara siempre sedienta de carne fresca?.

Soy mujer, madre, abuela y me considero una privilegiada en un mundo todavía manejado por hombres. La política, la religión, la empresa… siguen siendo poco generosas con el mal llamado sexo débil. En pleno siglo XXI, aún vemos un trato discriminatorio en espacios que predican la justicia y la igualdad sin ponerla como ejemplo en sus propias filas, algo que los demás contemplan con una absoluta indiferencia e incluso con tolerancia y complicidad. Supe desde muy pronto que, si queria bienestar y calidad de vida para mí y los míos, la mejor manera era trabajando y haciéndome un sitio propio y digno. No todas tienen la suerte de poder hacer lo mismo.

Pienso en tantas mujeres-madres, funambulistas del hambre, la violencia, lasoledad y el abandono, que sobreviven entre los restos de una guerra o una estructura social que se desmorona a su alrededor, dejándolas sin techo y sin respuestas. Mujeres-madres que protegen a los hijos contra su pecho, con la mirada húmeda preguntándose por qué y hasta cuándo. Mujeres-madres-abuelas que recogen a sus hijos y nietos de vuelta de un viaje interrumpido antes de tiempo, intentando suplir con generosidad y cariño las carencias a las que los tiempos que vivimos estan sometiendo a tanta gente. Mujeres-madres tejiendo como la araña una red, fina, fuerte e invisible que sostenga su pequeño mundo.

No tienen color, ni raza, no pertenecen a clases sociales, no son ricas ni pobres, cultas o ignorantes. No se conocen, algunas ni siquiera imaginarían que otras existen. Pero todas están ahí, en un difícil equilibrio, como amalgama, uniendo las partes heridas, y no se rinden y seguirán estando siempre cuando se las necesite, cuando todos les den la espalda a los que ellas quieren, siempre con una sonrisa… triste. Con una mano tendida donde otros las cortan, acariciando el dolor, acompañando la soledad, comprendiendo los errores, esperando que todo pase y vuelvan las aguas a su cauce y la paz vuelva algun día. Esa paz sostenida cada día por su mirada. Todas tienen la mirada azul, del mar de los sueños, del cielo protector… como en la cancion de Sade… Aunque a veces le lloren perlas.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Ciento volando © DIARIO ABC, S.L. 2013

Ha volado mucho y muy alto. Se ha posado sobre los escenarios de todo el mundo. La han aplaudido a rabiar. Paloma San Basilio se sienta ahora en el patio de butacas y se convierte en espectadora del mundo. Y aquí está para contarlo. Más sobre «Ciento volando»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2013
L M X J V S D
    abr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031