Hangzhou nos trae su ancestral artesanía modernizada

Hangzhou nos trae su ancestral artesanía modernizada

Publicado por el Jul 21, 2017

Compartir

Dice un proverbio chino que “En el Cielo está el Paraíso y en la Tierra, Suzhou y Hangzhou“. Esta última ciudad, a 170 km. de Shanghái, fue en su día una de las diez urbes más grandes del mundo, y su puerto fluvial estuvo entre los tres más concurridos de China. Marco Polo dijo de ella a finales del s. XIII que era la ciudad más bella y elegante que había visto. Así que no debe de extrañarnos que las actuales autoridades del país la hayan declarado “capital turística” de China.

Un paraguas de bambú presente en la exposición.

En 2012 la Unesco designó a Hangzhou como Ciudad Creativa por su destacada contribución a la artesanía y el arte popular. En el Museo de Artes y Oficios de la ciudad, además de la exposición permanente con más de 600 objetos distribuidos en 4 pisos, se pueden ver a varios maestros artesanos en plena labor bordando en seda, tallando madera, escribiendo caligrafías…

Entrada a la exposición de Madrid.

Una muestra de este arte milenario se ha inaugurado en el Centro Cultural de China en Madrid bajo el título Exposición de la Innovación del Arte Tradicional de Hangzhou. Denominada también “Encanto del Sur de China”, en esta exhibición se pueden apreciar objetos hechos con los cinco materiales tradicionales básicos: madera, seda, bronce, papel y porcelana, pero adaptados al gusto y funcionalidad modernos.

Estantería de madera.

Madera (木 Mù)
Hasta la Dinastía Jin Occidental (265-316 d. C.), los chinos se sentaban en el suelo, como aún lo hacen los japoneses, pero a partir del s. IV se desarrollo una gran industria de la ebanistería para mobiliario.
La madera se utilizaba fundamentalmente para la construcción de las casas y su ornamentación, por eso se han perdido muchos edificios antiguos que fueron devorados por el fuego.
Dentro de la madera se incluye el bambú, una planta indisolublemente unida a la historia de China. El poeta Su Dongpo (1037-1101) dijo que: “Uno se puede alimentar sin comer carne, pero no puede vivir sin bambú”.
En China hay catalogadas 400 especies de bambú y muchas de ellas crecen en Zhejiang, cuya capital es Hangzhou.

 

Bordado de seda.

Seda (丝 Si)
Entre los muchos epítetos de Hangzhou figura también el de Ciudad de la Seda. Tesoro chino junto con la porcelana, dio nombre a la Ruta comercial más importante de la Antigüedad. Durante siglos fue un monopolio de China, mientras que en Occidente ni se imaginaban que ese tejido tan suave, brillante y resistente tuviera su origen en la secreción de un gusano.
Hoy en chino la palabra más extendida para bordado es “hang xiu” en clara alusión a Hangzhou.

 

Escultura en bronce y vestido de seda.

Bronce (铜 Tóng)
De la aleación del cobre y el estaño surge el bronce, metal que ha dado nombre a una Edad prehistórica. En China hay constancia de que se utilizaba hace ya 4.500 años para hacer utensilios y esculturas: jarrones, vasos, armas, joyas, espejos, instrumentos musicales…
Hoy el bronce ha perdido su carácter práctico, pero se mantiene como material para piezas de arte.
La Xiling Seal Art Society de Hangzhou, fundada en 1904 pero con origen en el siglo XIV, aunque se dedica fundamentalmente al grabado de sellos en piedra, desde sus inicios utiliza herramientas de bronce. Algunos de sus trabajos se presentan en esta exposición.

 

Silla y sombrillas de papel.

Papel (纸 Zhi)
Cai Lun (siglo I), fue un oficial de la Dinastía Han Occidental al que se le atribuye la invención del papel mezclando cortezas del árbol de la morera con fibras de bambú y agua.
El papel fue un elemento imprescindible para la invención de los tipos móviles (siglo XII) y la popularización a partir del siglo VII de los billetes (papel moneda), otro invento chino.
Desde siempre ha servido como soporte a la pintura, la caligrafía y las populares imágenes del Año Nuevo Chino. También del papel recortado.
Las actuales técnicas de fabricación hacen que se consigan papeles tan finos que llegan a confundirse con la seda.

 

Tazas de porcelana como las que usaron Xi Jinping y Obama en la cumbre del G20 de 2016.

Porcelana (瓷 Cí)
La porcelana, con una historia de no menos de dos mil años, es otro de los tesoros chinos.
La Ruta de la Seda se podría haber llamado también Ruta de la Porcelana, pues eran las dos principales mercancías que traían las caravanas desde China.
Su fabricación fue también un secreto durante mucho tiempo. Piezas de porcelana, la mayoría fabricadas por encargo, llegaron a Occidente a partir del siglo XV. Tanto objetos utilitarios (vajillas) como artísticos (jarrones, esculturas).
Durante siglos a los productos de porcelana se les llamó “china”.

 

Otro aspecto de la exposición de Madrid.

Una exposición, en definitiva, muy interesante para entender como la artesanía tradicional china ha ido evolucionando hasta nuestros días. Solo un pero, el bello folleto bilingüe plegado en acordeón de 16 páginas, finamente editado para este evento, tiene una traducción al español farragosa, en muchos párrafos ininteligible.

Tazas de porcelana con asas de madera.

La muestra, organizada por el Ministerio de Cultura de la R.P.China, el Gobierno Popular del Municipio de Hanzghou, y el Centro Cultural de China en Madrid, con la colaboración de la Academia del Arte de China, y la Oficina de la Creación Cultural del Municipio de Hangzhou, estará abierta hasta el 28 de julio en el Centro Cultural de China, calle General Pardiñas, nº 73 de Madrid.

 

Fotografías: PILAR ARCOS

 

 

 

Compartir

ABC.es

Orientaciones © DIARIO ABC, S.L. 2017

Este blog se llama “Orientaciones” pues eso pretendo, dar informaciones, datos, sugerencias para viajar. También me gusta la homofonía con “ensoñaciones”, porque a fin de cuentas viajar es un ensueño... Más sobre «Orientaciones»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031