Donde Serrat descubrió un espejo de agua

Donde Serrat descubrió un espejo de agua

Publicado por el jun 17, 2013

Compartir

Me cuentan que en un día cálido de otoño, Juan Manuel Serrat viendo el somero estanque (aquí lo llaman “espejo de agua”) de esta mansión, se quitó los zapatos, metió los pies y dijo: “Quiero esto en mi casa”. No se si se refería a su casa de Pedralbes (Barcelona) o a la de Camprodón (Gerona), pero de lo que no hay duda es de que estaba en el Hotel Villa María Cristina de Guanajuato, México. Mucho más que un hotel con encanto, mucho más que un hotel joya, una verdadera joya de hotel.

Guanajuato es una de las ciudades más pintorescas de México. Enclavada en una barranca entre montañas, se caracteriza por sus casas de graciosos colores pastel, que a duras penas dejan paso a angostos callejones empedrados. Con un rico pasado colonial, gracias a las opulentas minas de plata, Guanajuato goza de una larga tradición cultural en la que destaca el Festival Internacional Cervantino que se celebra todos los otoños.
Precisamente Serrat vino a actuar al socaire del Cervantino. Como la actriz Gwyneth Paltrow, que tenía reserva en otro hotel, pero cuando pasó por delante del Villa María Cristina mandó parar el coche y se bajó para verlo por dentro. Inmediatamente fue atendida por su director, Nelson Pardeiro. En solo unos minutos la protagonista de Shakespeare in Love ya había tomado una decisión: “Aquí me quedo”. Y aquí se quedó… unos días.

Por aquí han pasado muchas celebrities. Nelson Pardeiro está orgulloso de todas ellas: la reina Beatriz de Holanda, su hijo Alexander y Máxima Zorreguieta, Johnny Depp, Tim Burton, el maestro cocinero Juan Mari Arzak…
La casona, quizás sería mejor decir el palacete, mantiene un refinado estilo afrancesado, típico del porfiriato (1876-1911), y hoy es uno de los tres únicos establecimientos mexicanos que pertenecen a la exclusiva cadena hotelera Relais & Chateaux. En sólo 4 años ha sido elegido como uno de los tres mejores hoteles de Latinoamérica, “Must excelent hotel 2012”.
Todo está estudiado para conseguir el efecto final que podríamos definir como confort familiar. Desde el color cálido de terracota de las paredes, hasta los suelos de cerámica y las grandes macetas con plantas, que realzan los murales de Gorky Gonzáles (ceramista guanajuatense experto en mayólica).

Solo tiene trece habitaciones, ¡pero qué habitaciones!, aunque en breve se ampliará el número a 30, ya que los propietarios acaban de comprar unos edificios vecinos. Todas ellas son suites y llevan el nombre de alguna de las mujeres de la familia de los primeros dueños. Yo he tenido la suerte de hospedarme cuatro noches en la suite Aurora, que como el resto tiene techos altos, suelo de madera, muebles franceses de Roche Bobois, en madera de tonos cálidos y oscuros, sistema de sonido Bang & Olufsen, cuadros originales de Jesús Gallardo, ropa de cama, toallas y batas de Fiore, y cuarto de baño con hidromasaje de Kohler y amenities de L’Occitane. Y wifi (aquí los quería ver) de alta velocidad gratuito, algo poco frecuente.
Pero con todo, quizá lo más destacable de este hotel sea su servicio, atento, eficiente, amable, servicial pero no servil. Capaz de aprender al segundo día (que solo sean 13 habitaciones ayuda a ello) que en el desayuno junto a la fuente prefiero la papaya a la piña y el café sin azúcar, o que me gustaron para cenar, y por eso los vuelvo a pedir, unos espléndidos mejillones al tequila (que “pican solo un poco”, lo que en mexicano quiere decir que son casi cáusticos). Por cierto, su restaurante Teresita, por el que no es raro ver al gobernador del estado, está dirigido por el chef Mauricio Navarro, discípulo nada más y nada menos que de Paul Bocusse.
En sitios como este se le hace cuesta arriba al viajero salir a la calle. Pero no hay más remedio, afuera nos espera Guanajuato, uno de los lugares más interesantes del mágico México.

Pies de fotos:
Foto de apertura: Escalera que sube a la suite Aurora.
Foto 2: Fachada del Hotel Villa María Cristina.
Foto 3: Dormitorio de la suite Aurora.
Foto 4: Recibidor de la suite Aurora.
Autor: Pilar Arcos

Compartir

ABC.es

Orientaciones © DIARIO ABC, S.L. 2013

Este blog se llama “Orientaciones” pues eso pretendo, dar informaciones, datos, sugerencias para viajar. También me gusta la homofonía con “ensoñaciones”, porque a fin de cuentas viajar es un ensueño... Más sobre «Orientaciones»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031