Novedades en el tratamiento del cáncer de próstata avanzado

Publicado por el Jul 29, 2014

Compartir

Recientemente se ha celebrado la última edición del congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) en Chicago, Estados Unidos. Uno de los ámbitos que mayor interés clínico ha suscitado en esta ocasión ha sido el tratamiento del cáncer de próstata metastásico.

Sin duda, los resultados presentados que más han impresionado a los profesionales que nos dedicamos al tratamiento de enfermos con este tipo de tumores son los obtenidos en el estudio CHAARTED.

Hasta ahora, la práctica clínica habitual basada en la evidencia científica actual establecía como tratamiento óptimo inicial del cáncer de próstata con diseminación del tumor a otros órganos, la administración de un tratamiento hormonal para bloquear la producción y actividad de los andrógenos masculinos sobre las células tumorales metastásicas.

En este ensayo clínico se comparó la supervivencia de los pacientes con este tipo de cáncer que comenzaron dicho bloqueo hormonal (tratamiento estándar, hasta ahora) con respecto a los que, además del bloqueo hormonal, recibieron seis ciclos de quimioterapia basada en Docetaxel y continuaron posteriormente con el bloqueo hormonal de forma exclusiva.

Este estudio ha demostrado un llamativo incremento de la supervivencia de los pacientes con este tipo de cáncer que recibieron la combinación de tratamiento hormonal con quimioterapia respecto a los que sólo se trataron con bloqueo hormonal. La diferencia en la supervivencia entre ambos grupos de pacientes fue de casi un año y medio en favor del grupo de tratamiento combinado en los pacientes que presentaban mayor número de localizaciones metastásicas en los huesos o afectación visceral, lo que supone una mejora de la supervivencia sin precedentes en el ámbito de la oncología. En este ámbito clínico estamos acostumbrados a ver cómo incrementos de supervivencia de tan sólo dos o tres meses son habitualmente suficientes como para que se apruebe un nuevo fármaco o combinación de ellos para el tratamiento de un tumor determinado, dado que sabemos que pequeños incrementos pero de forma continua acaban suponiendo éxitos significativos en esta batalla contra el cáncer.

Es necesario sin embargo apuntar que, a pesar de estos excelentes resultados que obligan a plantear un cambio en la práctica clínica habitual, todavía hay aspectos que este estudio no ha aclarado por el momento. Entre ellos se sitúa la posible toxicidad del tratamiento de quimioterapia, sobre todo en algunos pacientes con enfermedades cardiacas o pulmonares crónicas, o la necesidad de aclarar mejor el subgrupo de enfermos que obtienen un mayor beneficio con una menor toxicidad.

Este ensayo clínico ha sido fruto de la colaboración de distintos hospitales norteamericanos incluidos en el grupo oncológico cooperativo ECOG y es un claro ejemplo de que, con buenas hipótesis clínicas y gracias a la colaboración de distintos investigadores y hospitales, es posible avanzar en el incremento de la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Otro aspecto importante relativo a este estudio es que, a partir de ahora, la colaboración entre urólogos y oncólogos será más necesaria ya que habitualmente son los urólogos quienes inician el tratamiento hormonal en estos enfermos pero desde ahora deberán sentarse con los oncólogos médicos para decidir a quiénes es necesario ofrecer la combinación de quimioterapia con el bloqueo hormonal y en quiénes esa no es la mejor opción.

Compartir

ABC.es

Oncología médica © DIARIO ABC, S.L. 2014

Oncología médica. Abordará los principales resultados de la investigación contra el cáncer así como los últimos tratamientos y ensayos clínicos contra los tumores, con especial atención a los del tórax.Más sobre «Oncología médica»

Categorías
Etiquetas