Acceso a nuevos fármacos

Publicado por el ene 8, 2015

Compartir

Estos días estamos asistiendo a la polémica sobre la financiación por parte del sistema nacional de salud  de un nuevo fármaco contra la hepatitis C.  El fármaco tiene un índice de curaciones muy alto pero es  caro.  Los enfermos tienen toda la razón y el derecho a recibir tratamientos que le puedan mejorar:  en una sociedad como la nuestra no hacerlo así es impensable.  Sin embargo,  los recursos no suelen salir de la chistera y hay que bien tenerlos programados o buscarlos.  Nuestros dirigentes,  políticos profesionales, pero poco versados en sanidad se dedican a sacar al tema tajada política pero soluciones proponen pocas.  En nuestra constelación de paisitos donde por no haber no hay ni un sistema organizado de compras de fármacos, pensar en que hace unos años alguien podía prever que este fármaco iba adelante y  empezar a ahorrar su financiación es pedir mucho. A medida que los fármacos son mejores,  este problema va a seguir ocurriendo.

El problema del coste farmacéutico esta ahí.  Sus principales causas son dos:  el enorme coste que conlleva la aprobación de un fármaco en dinero y tiempo, y el tiempo limitado de su comercialización.  Una vez el fármaco está en el mercado, ha consumido muchos años de patente y tiene pocos años de ventas,  10-12 hasta que se desarrollen genéricos.  En oncología, esto ya es un problema y lo va a ser más,  especialmente con los nuevos inmunoterápicos que afortunadamente funcionan en gran número de tumores pero son caros.

Podemos hacer algo al respecto?  Pienso que si.  Una posibilidad es colaborar más con la industria farmacéutica, que a la postre es quien desarrolla los fármacos. España,  al menos en cáncer,  y en comunidades como Madrid por ejemplo,  cuenta con centros de  alta calidad con capacidad para hacer investigación clínica excelente.  Si hubiese un sistema administrativo rápido y eficaz para la realización de ensayos clínicos y estos centros funcionasen de forma coordinada, se podría lograr un desarrollo del fármaco mas rápido y barato lo cual podría,  eventualmente,  repercutir en un menor precio.  Desde el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas llevamos meses detrás de una estrategia de esta índole pero aun no lo hemos conseguido.

Otra idea es el modelo de riesgos compartidos, donde la financiación se restringe a aquellos pacientes en los que el tratamiento funciona.  En oncología esto es especialmente útil porque nuestros fármacos no son eficaces en muchos pacientes.  Es también probable que una estrategia de este tipo influya en el desarrollo de los llamados biomarcadores que podrían ayudar a seleccionar pacientes que tienen mayor probabilidad de mejorar.

Compartir

Siguiente

ABC.es

Cancer: Hechos y Mitos © DIARIO ABC, S.L. 2015

El cáncer, entendido como conjunto amplio de enfermedades, también llamadas neoplasias o simplemente tumores malignos, está entre las primeras causas de muerte en nuestro país y en el mundo occidental en general. Estas enfermedades se presentan sin previo aviso, cuando menos lo esperas, y causan mucho dolor y sufrimiento. Más sobre «Cancer: Hechos y Mitos»

Categorías
Etiquetas