Formación en Oncología

Publicado por el Mar 17, 2014

Compartir

El ejercicio de una medicina de calidad depende,  en gran medida,  de contar con los mejores avances técnicos y con los mejores profesionales.  Lo primero se compra o se alquila,  lo segundo se genera a través de programas de formación de calidad.  En España,  desde hace ya varias décadas,  se implantó el sistema de residencia MIR (médico interno residente)  que de forma más o menos organizada y atendiendo a programas de formación consensuado ha sido el mecanismo por el que nos hemos formado la gran mayoría de profesionales en ejercicio en el momento actual.  Sin ser un sistema perfecto,  ha sido un buen sistema lo cual se traduce que en España hay en la actualidad grandes profesionales.   Es este el mejor modelo para el futuro?  Hay motivos para pensar que sería conveniente hacer algunas adaptaciones. De hecho,  en la actualidad se están revisando los programas de formación para adaptarlos a la oncología del futuro.  Me permito aportar aquí algunas ideas.

La medicina en general y la oncología han progresado de forma notable en los últimos años tanto a nivel científico como en asistencia clínica.  El correcto entendimiento de las enfermedades neoplásicas requiere hoy en día amplios conocimientos de biología celular y molecular que no se enseñan en las facultades.  Igualmente,  cada día es más necesario hacer un diagnóstico molecular de los tumores para orientar un tratamiento correcto.  Estos conocimientos altamente especializados en técnicas de diagnóstico molecular tampoco se adquieren en las facultades.  Es importante resaltar que los centros hospitalarios,  fundamentalmente centrados en la asistencia clínica,  no disponen en general de personas con formación en estas áreas que puedan enseñarlas.  Parece por tanto,  que va a ser necesario que los futuros profesionales pasen tiempo adecuado en centros donde puedan adquirir estos conocimientos. Los límites entre la clínica y el laboratorio están cada vez mas difuminados y los profesionales del futuro tendrán que conocer ambos.

Ligado a lo anterior esta el tema de la sub-especialización.  Los tumores y sus tratamientos son tan complejos que es imposible saber mucho de todos y es necesario centrarse en un áreas concreto.  Va a ser necesario que,  tras unos años de formación general,  se dedique tiempo específico a la formación en unidades especializadas en tipos de cáncer concreto.  Esto implica por un lado alargar el tiempo de formación y por otro disponer de  unidades donde se puedan llevar a cabo las mismas.  Muchos de los hospitales que actualmente tienen programas de formación no tienen unidades multidisciplinarias con suficiente personal,  tecnología y número de pacientes para ofrecer este tipo de formación y es por tanto fácil, como ocurre en otros países,  que los médicos se tengan que formar en más de un centro:  unos con carácter mas general y básico y otros más especializados.

Compartir

ABC.es

Cancer: Hechos y Mitos © DIARIO ABC, S.L. 2014

El cáncer, entendido como conjunto amplio de enfermedades, también llamadas neoplasias o simplemente tumores malignos, está entre las primeras causas de muerte en nuestro país y en el mundo occidental en general. Estas enfermedades se presentan sin previo aviso, cuando menos lo esperas, y causan mucho dolor y sufrimiento. Más sobre «Cancer: Hechos y Mitos»

Categorías
Etiquetas