Tengo cáncer. ¿Y ahora qué?

Publicado por el Jan 16, 2014

Compartir

Desgraciadamente,  muchas personas se ven cada día en esta tesitura. Sin esperarlo, casi sin notarlo y en muchas ocasiones, habiendo llevado una vida ¨sana¨  y alejada de los factores de riesgo más conocidos y evitables como el fumar, un día,  a raíz de algún problema  muchas veces pequeño,  vas al médico y encuentras que tienes cáncer. Esta es sin duda una de las peores noticias, si no la peor con la que un ser humano se puede enfrentar. Qué hacer?. Varias cosas.

Lo primero es saber que en la actualidad, más de la mitad de los cánceres se curan con los tratamientos modernos. Las posibilidades de curación están en relación con el tipo de tumor y lo avanzado que esté. Para ello,  lo primero es someterse a unos estudios que permitan saber a qué nos enfrentamos. Es crítico que estos estudios estén realizados en centros con experiencia y dirigidos por profesionales competentes. En España,  tanto en la sanidad publica como en la privada,  afortunadamente, hay ambos. Es cierto,  sin embargo,  que no todos son iguales y uno de los problemas de hecho en nuestro país, es la disparidad en acceso a centros con recursos y experiencia fuera de las grandes ciudades. En estos momentos, el tiempo es esencial. Como regla,  en dos semanas  el estudio tiene que estar hecho y la enfermedad bien filiada.

A continuación viene el tratamiento,  que en general consistirá en cirugía,  radioterapia y quimioterapia.  La decisión de qué tratamiento aplicar y cómo, la debe tomar un equipo  multidisciplinario con conocimientos en todos los múltiples campos involucrados. Igual que en el diagnóstico,  el acceso a centros especializados es esencial. Una vez más,  en España,  tenemos acceso a los mejores tratamientos. Es cierto,  sin embargo,  como denunciaba hace unos días la Sociedad Española de Oncología, que hay disparidad en el acceso a nuevos fármacos en las distintas regiones y que la administración a veces toma un papel muy restrictivo en la autorización de los mismos. Si bien la sostenibilidad del sistema de salud es básica,  los tratamientos con efectos beneficiosos contrastados deberían estar disponibles sin más problemas.

Muchos enfermos se curan, pero muchos otros no. Cuando fracasan las medidas de la medicina convencional, existe  la tentación de buscar medidas alternativas. En nuestros días,  la cantidad de información disponible en la red sobre tratamiento del cáncer y el número de procesos alternativos, es innumerable. Hay que tener mucho cuidado con esto.  La mayoría de estos remedios no están bien contrastados, ni se han sometido a estudios científicos rigurosos que demuestren su valía. En estas ocasiones, es mejor buscar un estudio clínico,  disponibles en muchos centros españoles,  que ofrecen garantías y que han sido sometidos a un proceso de evaluación  técnica y ética antes de estar disponibles para los pacientes.

Un diagnostico de cáncer es siempre una mala noticia, pero no hay que desesperar. Hay que buscar ayuda dentro de centros especializados que tenemos en nuestro país. Haciendo las cosas bien hechas, muchos enfermos mejoran. No hay que tirar la toalla ni buscar soluciones alternativas. Estas son, en general, una tomadura de pelo.

 

 

Compartir

ABC.es

Cancer: Hechos y Mitos © DIARIO ABC, S.L. 2014

El cáncer, entendido como conjunto amplio de enfermedades, también llamadas neoplasias o simplemente tumores malignos, está entre las primeras causas de muerte en nuestro país y en el mundo occidental en general. Estas enfermedades se presentan sin previo aviso, cuando menos lo esperas, y causan mucho dolor y sufrimiento. Más sobre «Cancer: Hechos y Mitos»

Categorías
Etiquetas