¿Y si todos los meteoritos marcianos proceden del mismo cráter?

¿Y si todos los meteoritos marcianos proceden del mismo cráter?

Publicado por el Mar 13, 2014

Compartir

En nuestro planeta se han encontrado hasta ahora unos 150 meteoritos procedentes del Planeta rojo.

a inmensa mayoría de los meteoritos marcianos que se han encontrado en la Tierra podrían proceder de un único cráter del Planeta Rojo. Esa es la extraordinaria afirmación que acaba de realizar un equipo de investigadores de la universidad noruega de Oslo en un artículo publicado en Science.

Si eso fuera cierto, la Ciencia se vería obligada a replantearse mucho de lo que creía saber sobre la historia de Marte, ya que las rocas marcianas estudiadas hasta ahora podrían ser hasta varios miles de millones de años más antiguas de lo que se pensaba. La idea ha provocado un auténtico incendio entre muchos expertos, que se resisten a creer que todos esos meteoritos tengan un origen común.

En nuestro planeta se han encontrado hasta ahora unos 150 meteoritos procedentes de Marte. Llegaron hasta aquí gracias a una suerte de «carambolas cósmicas» al salir despedidos como consecuencia de pasados impactos de grandes objetos sobre la polvorienta superficie del Planeta Rojo. Se da la circunstancia de que cerca del 80 por ciento de ellos pertenecen a la clase de las «shergottitas», fragmentos de la corteza marciana formada por lava solidificada. Observando el modo en que los minerales se fundieron y dieron lugar a esas rocas, los científicos han creido hasta ahora que las shergottitas tienen alrededor de 600 millones de años de antigüedad.

Pero Stephanie Werner y su equipo de la Universidad de Oslo piensan que esas rocas son, en realidad, mucho más viejas, ya que proceden todas del mismo lugar: el cráter Mojave de Marte, de 55 km. de ancho y cuyos materiales y rocas tienen una antigüedad de 4.300 millones de años.

¿Pero cómo han llegado los investigadores a esa conclusión?

Para saber cuándo se formaron los cráteres de Marte y de otros mundos, los astrónomos utilizan una técnica llamada «conteo de cráteres», que se basa en la tasa a la que cráteres de diferentes tamaños se van acumulando en la superficie de un planeta. Usando este método, el equipo de Werner calculó que el impacto que formó el cráter de Mojave sucedió hace apenas unos 3 millones de años. Lo cual, por cierto, contradice el modelo estadístico que sugiere que los cráteres de ese tamaño se formaron hace mucho más tiempo en Marte.

«Esta clase de cráteres ya no se forman en Marte -explica Werner- por lo que ha resultado toda una sorpresa encontrar un cráter tan grande y tan joven».

Para terminar de resolver el rompecabezas, los investigadores se centraron en las shergottitas. Cuando el material de un planeta es lanzado al espacio tras un impacto, queda expuesto a la acción de los rayos cósmicos, hechos de partículas altamente energéticas que alteran la composición química de las rocas. Basándose en el tiempo de exposición de esos meteoritos a la acción de los rayos cósmicos, Werner calculó que se habían desprendido de la superficie de Marte entre hace uno y cinco millones de años, lo que los sitúa en el mismo rango de edad encontrada para el cráter.

«Es la evidencia más fuerte de que esos meteoritos salidos de Marte tan recientemente podrían estar ligados a ese cráter de impacto en concreto», asegura Werner. Además, los mapas de minerales realizados por dos sondas que orbitan Marte muestran que las rocas de las paredes y de la zona central del cráter Mojave tienen prácticamente los mismos componentes que las shergottitas.

Pero si las shergottitas proceden de Mojave, deberían tener la misma antigüedad que el resto del cráter, y no ser más jóvenes (600 millones de años) que el resto de las rocas. En efecto, los últimos estudios con isótopos sugieren que en realidad los meteoritos marcianos tienen entre 4.100 y 4.300 millones de años de antigüedad. Lo cual sí que encaja con la edad del terreno del cráter de Mojave. Para Werner, incluso el famoso meteorito Allan Hills, del que se llegó a pensar que contenía microbios fosilizados, fue enviado a la Tierra por el mismo impacto que creó el Mojave.

Ni que decir tiene que el estudio de Werner y sus colegas ha sido recibido con gran recelo por los expertos en meteoritos marcianos. Algunos de ellos, sin embargo, ya pensaban que las shergottitas encontradas en la Tierra no podían tener solo 600 millones de años, por lo que consideran el trabajo de Werner como esclarecedor.

Por supuesto, la historia no termina aquí. A partir de ahora, ambos bandos intentarán recabar nuevos datos y pruebas que les den definitivamente la razón.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Twitter