Una nave para salvar la Tierra

Publicado por el Aug 31, 2009

Compartir

Tal y como suena. Un equipo de ingenieros británicos ha diseñado una nave capaz, según dicen, de desviar de su trayectoria un asteroide en ruta de colisión con la Tierra. El invento se llama “tractor de gravedad” (gravity tractor) y, tal y como su nombre indica, está pensado para “remolcar” al destructor y desviarlo lo suficiente como para que se pierda en el espacio antes de alcanzar su objetivo. Eso sí, para que funcione habría que lanzarlo varios años antes de la fecha prevista para el impacto.

El vídeo es una reconstrucción informática de las consecuencias del impacto de un gran asteroide de 500 km contra la Tierra.

La nave, de unos treinta metros de largo, sería lanzada contra el asteroide, aunque no para chocar con él, ni para lanzarle armas nucleares, ni para transportar hasta allí heróicas tripulaciones en alguna misión imposible. Nada de eso. Una vez interceptado su objetivo, la nave se colocaría en paralelo a la amenazadora roca, a apenas cincuenta metros de distancia de ella, y acoplaría su trayectoria y velocidad a las del impactor, viajando a su lado.

Una vez en esa posición, la nave salvadora, de unas diez toneladas de peso, ya habría cumplido su misión, ya que las fuerzas de la naturaleza harían el resto. Su pequeña atracción gravitatoria, en efecto, sería suficiente para empezar a atraer al asteroide. Y muy poco a poco, centímetro a centímetro, para desviarlo de su trayectoria mortal. Después de varios años de desplazamiento en paralelo y atracción constante, el asteroide habría desviado su rumbo lo suficiente como para pasar de largo de nuestro indefenso planeta en lugar de chocar con él y provocar una catástrofe.

Los científicos, que han hecho públicos los detalles de su proyecto apenas unas semanas después de que un gran cuerpo chocara contra Júpiter, están convencidos de que es solo cuestión de tiempo que algo parecido suceda también en la Tierra. La propia NASA está tan preocupada al respecto que mantiene activo un costoso programa de monitorización del espacio que localiza y vigila cualquier objeto que pueda representar un peligro para nuestro mundo.

Se estima que en la órbita de la Tierra hay hasta 100.000 asteroides con el tamaño suficiente como para destruir por completo una ciudad. A pesar de ello, y de todos sus esfuerzos, la agencia espacial norteamericana apenas si tiene localizados algo más de 6.300.

Y ya que una roca sólo un poco mayor que un campo de fútbol sería suficiente para pulverizar por completo un ciudad, la cosa es para tomarsela muy en serio. Especialmente si tenemos en cuenta que esa clase de “encuentros” se producen con cierta frecuencia, como atestiguan los numerosos cráteres que salpican la superficie de nuestro mundo.

Por eso, un equipo de ingenieros de EADS Astrium (empresa que diseña y construye naves para la NASA y la ESA, la Agencia Espacial Europea) ha ideado el “tractor de gravedad”. El grupo, con sede en Stevenage, en Hertfordshire (Inglaterra), está convencido de que su ingenio será capaz de desviar sin problemas asteroides de hasta 400 metros de diámetro. Rocas que, de caer en la Tierra, liberarían cien mil veces más energía que la bomba de Hioshima.

“Cualquier cosa mayor de treinta metros -explica Ralph Cordey, responsable de desarrollo de Astrium- es una amenaza muy real para la Tierra. Desafortunadamente, la cuestión es cuándo (y no si) uno de ellos nos alcanzará”.

“El tractor de gravedad -continúa Cordey- se aprovecha de un principio básico de la física según el cual cualquier objeto con masa tiene su propia gravedad, y ésta afecta a los objetos que están a su alrededor. Nuestra nave puede mover objetos que tengan entre 300 y 400 metros de largo. Y esta clase de asteroides se desplazan por nuestro sistema solar a unos diez km por segundo, de forma que si les alcanzas, sólo necesitas un pequeño codazo para desviarlos”.

La única pega es que, para cumplir su cometido, el tractor de gravedad necesita ser lanzado unos veinte años antes de la fecha prevista para el impacto del asteroide, lo que sigue dejando a los “visitantes sorpresa” toda la libertad para destruirnos. Y es que la nave necesita todo ese tiempo para alcanzar sul objetivo, alinearse con él y desviarlo lo suficiente como para que deje de ser una amenaza.

El vehículo se moverá gracias a cuatro propulsores iónicos, que le llevarán hasta pocos metros del asteroide y lo alinearán con él. Después, la nave irá cambiando gradualmente su trayectoria (a pequeños impulsos de menos de un cm cada vez) durante cerca de 15 años, lo que al final conseguirá alterar la órbita del asteroide lo suficiente como para que no choque con la Tierra.

El “tractor de gravedad” puede ser construido en poco tiempo y con tecnologías ya existentes. Así que se podría decidir su fabricación incluso después de haber detectado un asteroide en ruta contra la Tierra. Actualmente, la amenaza más cercana procede de Apophis, una roca de 250 metros que pasará rozando nuestro planeta en el año 2029 y que, al hacerlo, modificará ligeramente su órbita, de modo que podría chocar contra nosotros en su siguiente “pasada” en el 2036.

Y para que no quede duda de que los planes para construir la nave van en serio, los autores del proyecto han tenido en cuenta incluso el hecho de que antes de llevarlo a cabo será necesario llegar a un consenso internacional y vencer “toda clase de dificultades políticas”. Especialmente en el caso de que alguien diseñara la misión “sólo para modificar el punto de colisión, de uno a otro país”…

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2009

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Twitter