Un nuevo vistazo a los Pilares de la Creación

Publicado por el ene 18, 2012

Compartir

Entre los miles y miles de imágenes extraordinarias que los telescopios nos regalan cada día, hay una en especial que siempre ha sido mi favorita. Fue tomada en 1995 por el Telescopio Espacial Hubble y desde entonces se ha convertido en un auténtico icono para los amantes del espacio.

Se trata de un "pequeño" fragmento de la nebulosa del Aguila, o M16, a 6.500 años luz de la Tierra. Y le pongo comillas a "pequeño" porque en realidad el tamaño de ese trocito de cielo es de unos cinco años luz, o lo que es lo mismo, casi cincuenta billones de km.

La imagen del Hubble nos mostraba inmensas columnas de polvo y gas en cuyo interior tiene lugar el milagro del nacimiento de nuevas estrellas. No en vano esta región privilegiada de nuestra galaxia, conocida como NGC6611, fue bautizada con el nombre de "Los pilares de la Creación".

Ahora, el Telescopio Espacial Herschel, de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha conseguido una nueva y espectacular imagen de la Nebulosa del Aguila. Espectacular no solo por su belleza, que es innegable, sino también porque complementa y añade nuevos y valiosos detalles sobre esta mágica región de la Vía Láctea.

La ya histórica imagen del Hubble (debajo), tomada en el espectro visible (es decir, como la veríamos con nuestros propios ojos), sugiere que allí existe un "semillero" de estrellas, un lugar en el que los nuevos astros se condensan, se encienden y empiezan a brillar. Sin embargo, la proia oscuridad de las nubes de gas no permite una visión directa del "alumbramiento".

Pero la nueva imagen del Herschel no tiene ese problema, ya que está tomada en el rango del infrarrojo, una longitud de onda gracias a la que los investigadores pueden penetrar a través del oscuro polvo cósmico y ver lo que sucede en el interior de los Pilares de la Creación.

Y lo que han visto confirma lo que el Hubble permitía sospechar, los brillantes "capullos" de gas y polvo que envuelven a las estrellas recién formadas. A veces, incluso, la cubierta se abre y se puede observar a la joven estrella brillando en su interior.

Para tener toda la información posible, los datos del Herschel se han combinado también con otro de los grandes telescopios de la ESA, el XMM-Newton, que opera en el rango de los rayos X y es capaz de ver, por lo tanto, las poderosas emisiones de radiación que generan las jóvenes y ardientes nuevas estrellas. Lo que muestra el XMM-Newton se aprecia en la imagen como una constelación de puntos brillantes cerca del centro de la imagen.

Los nuevos datos también sugieren que por lo menos una de las nuevas y masivas estrellas de NGC6611 explotó en forma de supernova hace unos 6.000 años, generando una onda expansiva que abrió amplias grietas en los pilares. A causa de la distancia a la que se encuentra la Nebulosa del Águila de la Tierra, la destrucción parcial de los pilares no será visible desde la Tierra hasta dentro de varios cientos de años.

En esta página de la ESA es posible ver todas las diferentes imágenes que se han hecho hasta ahora del Los Pilares de la Creación.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2012

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter