Samsung Galaxy Note 4, hacia una nueva cultura del móvil

Samsung Galaxy Note 4, hacia una nueva cultura del móvil

Publicado por el Sep 7, 2014

Compartir

La firma surcoreana presenta más productos en la feria IFA de Berlín, entre ellos, otra «phablet», Note Edge y las gafas de realidad virtual Gear VR.

Los rumores eran ciertos, aunque solo a medias. No solo había un Note 4 en la recámara, sino también un nuevo Galaxy Note Edge, el reloj inteligente Gear S, con pantalla curva y, sorpresa, las nuevas Samsung Gear VR, unas gafas de realidad virtual que prometen hacer las delicias de los usuarios. Una ofensiva en toda regla llevada a cabo por la firma coreana en IFA, la feria tecnológica europea que se celebra en Berlín (Alemania). Al mismo tiempo se llevaban a cabo presentaciones en Pekín y Nueva York, lo que da una idea de la importancia que la firma coreana concede a estos productos. [Mira en vídeo el primer acercamiento a Note 4]

Dicho lo cual, hay que reconocer que Samsung ha vuelto a sorprender, algo más que difícil en estos tiempos, con una serie de dispositivos que son, a todas luces, excepcionales. El nuevo Note 4 es más delgado que el modelo anterior, y su diseño se ha modernizado. Por fin tenemos un marco de metal, lo que le confiere un aspecto de mayor calidad. El terminal pesa 176 gramos y tiene un grosor de 8.5 milímetros. La pantalla tiene una resolución 2K (1.440 x 2.560 píxeles) y el terminal incorpora también un nuevo procesador, un nuevo software y más batería. Si el Galaxy Note 3 era, y es aún, uno de los mejores y más fiables «smartphones» del mercado, su nueva versión está destinada, también, a ostentar este título.

Pero veamos. Estamos frente a un dispositivo de gran pantalla(5.7 pulgadas), que cuenta con un lápiz óptico S Pen mejorado con respecto a las versiones anteriores y que en conjunto, está más que preparado para ser un terminal profesional de referencia. Algo que ya era su predecesor, el Note 3. Pero hay más. Samsung ha querido, en efecto, dar una nueva vuelta de tuerca a su producto y le ha dotado, también, de unas capacidades multimedia excepcionales.

La pantalla, por ejemplo, es una Super Amoled de 5.7 pulgadas y con una resolución de 1.440 x 2.560 píxeles (lo que significa una densidad de 514 píxeles por pulgada), una frontera que, hasta ahora, solo LG se había atrevido a superar con su reciente LG G3(cuya resolución alcanza los 538 ppp). Una calidad de imagen excepcional que, sin embargo, paga su precio en consumo de batería. Samsung ha solucionado esa cuestión incorporando a su Note 4 una batería de 3.220 miliamperios, capaz de cargarse al 50% en solo 30 minutos y cuyo consumo ha sido optimizado para soportar durante más de un día completo las exigencias energéticas de tantos píxeles a la vez en pantalla. Un panel que, gracias a Gorilla Glass 2.5, ha mejorado también de forma notable su resistencia a golpes y arañazos.

El procesador de la versión LTE es un Snapdragon 805 de cuatro núcleos y una velocidad de reloj de 2.5 GHZ, lo último de Qualcomm. Además, 3 GB de memoria RAM garantizan la fluidez de todas las aplicaciones instaladas, por muy «pesadas» que sean. La memoria interna es de 16 GB, quizá algo escasa para un terminal de estas prestaciones, pero se puede ampliar con tarjetas externas de memoria MicroSD de hasta 128 GB.

La cámara, de 16 megapíxeles Smart OIS, también supone un paso adelante con respecto a la de modelos anteriores, que se quedaban en 13 megapíxeles, y permite la grabación de vídeos en Ultra Alta Resolución (UHD) o 4K. El sistema OIS reduce las vibraciones y corrige automáticamente las fotos. Movidas. La frontal es de 3.7 megapíxeles y que permite hacer unos selfies hasta un 60% más brillantes. También se pueden hacer «selfies panorámicos» de hasta 120 grados.

El terminal cuenta con tres micrófonos y un sistema de cancelación de ruidos que permite conversaciones y grabaciones de voz claras incluso en los ambientes más ruidosos. Sorprende el cambio de la función Multiventana, que hace posible abrir más de una aplicación al mismo tiempo. Ahora, con el S Pen se puede arrastrar una «app» abierta desde una esquina y hacer su ventana más pequeña a voluntad, bajo la cual aparece la pantalla principal, desde donde podemos abrir otra aplicación. Es posible incluso reducir las aplicaciones abiertas a simples iconos flotantes que podemos expandir y minimizar a voluntad. El S Pen ha mejorado su sensibilidad hasta el punto que responde con trazos más o menos gruesos según sea la presión que hagamos en pantalla.

También se pueden seleccionar varios elemento, fotos o documentos, y aparecerán agrupados bajo un mismo icono en la pantalla, de forma que podemos abrir otra «app», el correo o una red social, y simplemente arrastrarlos dentro. Una nueva dimensión en lo que se refiere a compartir archivos o usarlos en varias aplicaciones. Samsung ha llegado a acuerdos con firmas externas, como Swarovski o Mont Blanc, que fábrica versiones del lápiz óptico y ya tiene disponibles varios modelos de funda para el terminal. El terminal verá la luz en octubre de este mismo año.

Note Edge, la novedad en los bordes

En cuanto al nuevo Note Edge, se trata de un producto totalmente nuevo, con uno de los bordes de la pantalla, el derecho, curvo, lo que hace posible una franja vertical que, en todo momento, nos va mostrando notificaciones, mensajes o a través de la que podemos manejar muchas de las capacidades del móvil. La franja es visible incluso con la funda puesta. Y podemos manejarla con el dedo de forma totalmente independiente al resto de la pantalla. Por lo demás, el Note Edge lleva lápiz óptico y comparte prestaciones con el Note 4.

Gear S, la pantalla curva llega al reloj

El nuevo «smartwatch» de Samsung, Gear S, tiene una pantalla Super Amoled de 2 pulgadas, lo que hace que sea más grande que el resto de los relojes de la firma. Las interfaces del reloj están muy trabajadas y algunas de ellas realmente hacen que parezca que llevamos un reloj «normal» en la muñeca. El smartwatchlleva su propio GPS y su propia conectividad, por lo que es posible hacer llamadas directamente y sin tener que estar conectado a un móvil. Gracias a su teclado, también podemos escribir en el mensajes o comentarios en las redes sociales.

Existen ya cientos de «apps» disponibles, por lo que cada usuario puede personalizar al máximo el uso que quiere darle al reloj. Incluso la aplicación S Health, que mide toda nuestra actividad física, puede funcionar sin necesidad de un «smartphone», es decir, directamente en el «smartwatch». También existen dos modelos personalizados por Swaroski, en colores plata y oro.

Samsung Gear VR

Y una pequeña sorpresa para el final. Con apariencia de casco futurista, las nuevas Gear VR son unas gafas de realidad virtual que permiten, por ejemplo, una inmersión total en un videojuego. Se trata de un accesorio al que es posible acoplar el teléfono, cuya pantalla es lo que vemos. Las dos lentes de las gafas y la proximidad a la pantalla del. El móvil hace el resto. El resultado es una experiencia inmersiva sin precedentes, un nuevo sistema de visualización directa de contenidos multimedia que nos ofrece la experiencia, por ejemplo, de una gran pantalla de cine. Permite la visualización en un ángulo de 96 grados.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Twitter