¿Qué habría hecho Steve Jobs? (si estuviera vivo…)

Publicado por el oct 5, 2012

Compartir


Steve Jobs junto a su "heredero", Tim Cook

¿Habría lanzado Jobs el iPhone 5 con su aplicación de mapas plagada de errores? Es una pregunta que, formulada por la revista Forbes, refleja las dudas que aún hoy, un año después de la muerte del carismático lider de Apple, se ciernen sobre la compañía más exitosa del mundo. Cualquier respuesta, por supuesto, sería pura especulación. Para unos, el afán de perfección del co-fundador de Apple le habría impedido lanzar uno de sus productos más populares con un fallo semejante. Otros, sin embargo, recuerdan que se trata del mismo Jobs que "adoraba" el iPhone 4, a pesar de sus antenas defectuosas…

Lo cierto es que Tim Cook no es Steve Jobs. Y que, mapas aparte, el nuevo lider de Apple tiene aún mucho que demostrar, especialmente en el delicado y nada lógico terreno de la innovación. Pero veamos…

Durante los 13 meses de mandato de Cook, los números de Apple han sido excepcionales. La compañía de Cupertino se ha convertido este año en la empresa más valiosa del mundo (265.000 millones de dólares). El valor de sus acciones ha aumentado un 76% y los beneficios, trimestre a trimestre, siguen creciendo (salvo el último) a un ritmo vertiginoso. La situación financiera de la compañía, desde luego, resulta envidiable. Baste decir que solo con el "cash" de que dispone Apple se podría pagar cinco veces el rescate de España…

Y sin embargo, todo eso podría no ser suficiente. El lanzamiento del iPhone 5 ha vuelto a ser un éxito, nadie lo duda, pero los analistas y los profesionales del sector se preguntan por lo que vendrá después. En el fondo, el iPhone 5 no es más que la actualización de un producto que fue pensado, creado y desarrollado por Jobs. Y lo mismo sucede con el Nuevo iPad y con el resto de los dispositivos que Apple tiene actualmente en el mercado. Todo lo que es nuevo en Apple, desde los iPods con pantalla táctil a Siri, el revolucionario sistema de reconocimiento de voz que incorpora el iOS6, procede directa e indiscutiblemente de Steve Jobs.

La gran duda, pues, es la siguiente: ¿Podrá Tim Cook, una vez agotada la herencia de Jobs, mantener el ritmo y poner en el mercado nuevos dispositivos "mágicos" que sigan cautivando la atención (y el deseo) de los consumidores? Desde luego, la forma de pensar (y de actuar) del desaparecido lider es algo que no se puede imitar. Jobs tenía uno de esos dones que o se tienen, o no se tienen, pero que no se pueden aprender ni transmitir. Y estaba tan convencido de sus "visiones" que pasaba directamente por encima de los sesudos informes técnicos de sus colaboradores más directos, a menudo críticos con sus aventuradas ideas. Por supuesto, al final imponía su criterio, por ilógico que pudiera parecer, y se salía con la suya.

No hay que olvidar que Jobs se arriesgó una y otra vez a desarrollar y lanzar productos totalmente nuevos, que no existían antes o que, de existir (como es el caso de los tablets), no habían logrado abrirse hueco en el mercado. Y que esos nuevos productos, sin excepción, fueron revolucionarios y marcaron un antes y un después en los sectores a los que afectaban. Los resultados de la genialidad de Steve Jobs son de sobra conocidos. Ahí están para demostrarlo los iMac, los iPod, los iPhone, los iPad…

Todos ellos transformaron, de raiz, las industrias de la música, la telefonía móvil y la informática personal. Pero ¿Qué vendrá después? ¿Podrá Cook mantener ese ritmo frenético de innovación? Y, sobre todo, ¿Tiene el nuevo CEO de Apple capacidad suficiente para liderar su compañía en el lanzamiento de una categoría de productos totalmente nueva y revolucionaria?

Muchos analistas internacionales se preguntan lo mismo, pero las respuestas no llegarán hasta que Apple desarrolle, lance y consiga su primer éxito "post Jobs". Algo que la compañía necesita, además, con urgencia para despejar las dudas que se ciernen sobre su futuro a medio plazo.

Una buena ocasión sería, sin duda, el lanzamiento del tan rumoreado (y nunca confirmado oficialmente) televisor de Apple. El mundo de la TV se enfrenta, durante los últimos años, a una larga serie de profundas transformaciones. El desarrollo de toda una gama de nuevas "pantallas personales" (las de los teléfonos móviles y tablets) está poniendo en serio peligro el liderazgo del televisor como "dispositivo rey" del hogar. La forma de consumir contenidos audiovisuales ha cambiado por completo, y la TV no puede quedar al margen de esa realidad.

En cierto modo, la situación recuerda a la del sector de la telefonía móvil justo antes de la aparición del primer iPhone. Cada fabricante de televisores intenta imponer su criterio y sus propias soluciones, incompatibles (por lo general) con las de los demás. Existe ya, es cierto, toda una nueva generación de "smart TV" (televisores inteligentes), capaz de conectarse a internet y descargar contenidos, de reproducir las imágenes y vídeos que podamos tener en el móvil o el tablet, de descargar y ejecutar aplicaciones… Pero estas novedades están llegando al mercado como piezas separadas de un rompecabezas que los consumidores no terminan aún de comprender.

Todo parece maduro, pues, para un nuevo "campanazo" de la marca de la manzana. Algo que aúne las necesidades crecientes de los consumidores y que se convierta en un estandar seguido por todos. Y si bien es cierto que el propio Jobs trabajó mucho en el proyecto de esta nueva "Apple TV", también lo es que su muerte prematura le impidió verlo realizado. Su lanzamiento, pues, sería exactamente lo que Tim Cook necesita para empezar a construir su propio legado. Y para demostrar que es perfectamente capaz de lanzar una nueva categoría de productos con la misma solvencia de su predecesor.

En la situación actual, y en vista de los resultados de la compañía, Apple tiene garantizado su futuro para, por lo menos, los próximos diez años. Pero su competencia ha aprendido de las anteriores lecciones y no está dispuesta a permitir que los de Cupertino vuelvan a dejarles con un palmo de narices. Marcas como Samsung, Sony, HP o LG han conseguido ya, como mínimo, recuperar su desventaja inicial en el terreno de los móviles y los tablets. Y todo indica que no se dejarán sorprender de nuevo. El desafío de Tim Cook, pues, es doblemente difícil. Y tendrá, además, que afrontarlo en soledad, y sin saber qué habría hecho Steve Jobs, si aún estuviera entre nosotros.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2012

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter