Las tres almas de Fomalhaut

Las tres almas de Fomalhaut

Publicado por el oct 8, 2013

Compartir

Descubren que el sistema tiene tres estrellas y no dos como se creía hasta ahora, entre ellas una de las más grandes de cuantas de conocen.

Fomalhaut es un sistema múltiple de estrellas, muy cercano a nosotros y que reviste un especial interés tanto por su inusual planeta como por el polvoriento disco de escombros que lo rodea. Pero se ha descubierto que no sólo es una estrella doble, como pensaban hasta hace apenas unos días los astrónomos, sino triple, y además una de las más grandes de cuantas de conocen hasta ahora. Hay otros 11 sistemas estelares cercanos a nuestro Sol que, como Fomalhaut, están formados por tres o más estrellas, incluyendo el sistema estelar más próximo, Alpha Centauri. Pero ninguno de ellos es capaz de rivalizar con la enorme masa de este sistema único.

Fomalhaut A, uno de los miembros del trío, es también la 18ª estrella más brillante visible en el cielo nocturno, y una de las pocas que cuenta con un exoplaneta que se puede fotografiar directamente y, además, con un disco de escombros y polvo a su alrededor. Se trata de una estrella famosa, que ha aparecido en novelas de ciencia ficción de escritores como Isaac Asimov, Stanislaw Lem, Philip K. Dick y Frank Herbert. Sin embargo, y a pesar de ser un sistema bien estudiado, no fue hasta hace poco que se confirmó que Fomalhaut era una estrella binaria -dos estrellas que orbitan entre sí- aunque esta posibilidad ya se sugirió en 1890. Ahora, en un artículo que acaba de publicar el Diario Astronómico, los investigadores demuestran que una tercera estrella más pequeña, que ya se sabía que estaba en las proximidades, también forma parte del sistema de Fomalhaut.

“Me di cuenta de que esta tercera estrella podía formar parte del sistema hace un par de años, cuando estaba trazando el movimiento de las estrellas en la vecindad de Fomalhaut para otro estudio”, comenta Eric Mamajek, profesor asociado de física y astronomía en la Universidad de Rochester. “Sin embargo, tenía que recoger más datos y reunir un equipo de co-autores con diferentes observaciones para comprobar si las propiedades de la estrella eran consistentes con ser un tercer miembro del sistema de Fomalhaut “.

Analizando detenidamente los movimientos de los astros y con mediciones espectroscópicas, que permiten determinar la temperatura y la velocidad radial, los investigadores fueron capaces de medir la distancia y la velocidad de la tercera estrella. Llegaron a la conclusión que esta estrella, hasta hace poco conocida como LP 876-10, es parte del sistema de Fomalhaut, por lo que ahora recibe el nombre de Fomalhaut C.

“Fomalhaut C se ve muy lejos de la gran estrella brillante que es Fomalhaut A cuando se mira hacia el cielo desde la Tierra”, agrega Mamajek, quien explica que “hay aproximadamente 5,5 grados entre las dos estrellas, que es como si estuvieran separadas por unas 11 lunas llenas para un observador en la Tierra”. Mamajek argumenta que se ven tan separadas debido en parte a que Fomalhaut está relativamente cerca de la Tierra, a unos 25 años luz. Las estrellas que están muy lejos de la Tierra, por contra, parecen estar mucho más cerca en el cielo. Esta sensación falsa de gran distancia aparente podría explicar por qué nunca se había realizado la conexión entre LP 876-10 y Fomalhaut. Además, tampoco se hubiera podido llegar a esta conclusión sin datos astrométricos y de velocidad de alta calidad.

Órbita excéntrica

Los investigadores también tuvieron que demostrar que sería factible que estas dos estrellas interactuaran entre sí, en lugar de moverse de forma independiente. “Fomalhaut A es una estrella tan masiva, de aproximadamente el doble de la masa de nuestro Sol, que puede ejercer suficiente fuerza gravitacional para mantener unida a ella a la diminuta estrella, a pesar de que esta estrella está 158.000 veces más lejos de Fomalhaut que la Tierra del Sol”, comenta Mamajek.

Muchas preguntas acerca de los exoplanetas de Fomalhaut y su disco de escombros aún permanecen sin respuesta. Por ejemplo, los astrónomos están desconcertados y no entienden por qué el exoplaneta conocido como Fomalhaut “b” se encuentra en una órbita tan excéntrica, y por qué el disco de escombros no parece estar tampoco centrado en la estrella Fomalhaut A. Es posible que sus compañeras, Fomalhaut B y C, tengan perturbado gravitacionalmente al exoplaneta Fomalhaut “b” y al cinturón de escombros que órbita en torno a Fomalhaut A. Sin embargo, todavía no se han podido delimitar exactamente las órbitas de Fomalhaut B y C alrededor de Fomalhaut A. Se cree que estas órbitas pueden durar millones de años, por lo que su fijación será un reto para futuros astrónomos.

Mientras Fomalhaut C es una estrella enana roja, el tipo más común de estrellas en el universo, Fomalhaut B es una estrella enana naranja, con alrededor de las tres cuartas partes de la masa de nuestro sol. La edad de estas tres estrellas, que todavía guardan muchos secretos para nosotros, es de unos 440 millones años, aproximadamente una décima parte de la edad de nuestro sistema solar.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2013

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Twitter