El asteroide que impactó tres veces

El asteroide que impactó tres veces

Publicado por el Aug 12, 2014

Compartir

Vesta, el segundo asteroide más grande del sistema solar

 

Los científicos han descifrado nuevos datos sobre el «gran bombardeo» que vivió la tierra hace 3.000 millones de años.

Científicos de la Universidad de Curtin han logrado averiguar datos inéditos del «gran bombardeo», un episodio de extrema violencia durante el que, hace cerca de 3.000 millones de años, las colisiones de decenas de miles de asteroides y meteoritos de todos los tamaños terminaron de dar forma al Sistema Solar. El estudio se acaba de publicar en Geochimica and Cosmochimica Acta, donde está disponible.

El avance científico ha sido posible tras el estudio de un meteorito de origen volcánico único en el mundo, recuperado hace unos años en Australia Occidental.

Hace ya siete años, los investigadores captaron con sus cámaras una bola de fuego cayendo sobre la llanura de Nullarbor, en el oeste de Australia. Tras una larga búsqueda, localizaron y recuperaron el meteorito, cuyas características únicas sugieren que procede de un gran asteroide que no había sido identificado hasta ahora.

Igual que otros meteoritos, el de Bunburra Rockhole está formado por basaltos, lo que indica que hubo actividad volcánica en el asteroide del que procede. Pero para ser volcánicamente activo, el asteroide original tuvo que ser muy grande, de varios cientos de kilómetros de diámetro como mínimo.

Fred Jourdan y sus colegas del departamento de Geología Aplicada de la Universidad de Curtin, creen que el meteorito guarda las pruebas físicas de una serie de impactos de asteroides sucedidos hace 3.400 millones de años.

«Definitivamente -afirma Jourdan- este meteorito es único en su género. Casi todos los meteoritos que encontramos proceden de Vesta, el segundo asteroide más grande del Sistema Solar (tiene 530 km de diámetro). Pero tras estudiar la composición de este meteorito y su órbita, quedó claro que procede de un enorme y aún no identificado asteroide que fue expulsado durante las colisiones».

El equipo de científicos ha datado la roca espacial con el método argón-argón, el más utilizado para la datación de cráteres de impacto, y ha logrado reconstruir una parte de su agitada existencia.

De hecho, los investigadores obtuvieron registros que indicaban tres colisiones diferentes del asteroide, las tres sucedidas entre hace 3.600 y 3.400 millones de años.

«Son edades muy viejas para los estándares terrestres -afirma Jourdan-, pero bastante jóvenes para un meteorito cuya antigüedad es de 4.570 millones de años, la misma que tiene el Sistema Solar. Y lo más interesante fue comprobar que este meteorito no sufrió sólo un impacto, sino varios, hasta que finalmente cayó en la Tierra en 2007».

«La misma historia de colisiones ha sido observada también en meteoritos procedentes de Vesta. Pero cualquier actividad de este tipo cesa a partir de hace 3.400 millones de años. Conseguir esta información tan similar de dos enormes asteroides diferentes constituye un excitante descubrimiento que confirma la historia del gran bombardeo sufrido por nuestro sistema solar».

Para Jourdan, la razón de que los impactos cesaran hace alrededor de 3.400 millones de años es que, para esas fechas, los asteroides ya se habían fragmentado en trozos demasiado pequeños como para ser blanco de nuevas colisiones.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Twitter