Celestino García, vicepresidente de Samsung: «De aquí a finales de año daremos otra sorpresa»

Celestino García, vicepresidente de Samsung: «De aquí a finales de año daremos otra sorpresa»

Publicado por el Sep 7, 2014

Compartir

El vicepresidente corporativo de Samsung en España reflexiona para ABC sobre el futuro de Samsung y la marcha del sector de las comunicaciones móviles.

Nació en Madrid hace 42 años. Casi no tiene tiempo libre y le gusta perderse, cuando puede, en el campo o la montaña. Le encanta la pasta (la de comer) en cualquiera de sus formas y confiesa que, en lo que se refiere a gastronomía, es de gustos sencillos, de esas personas que prefieren una buena materia prima antes que cualquier elaboración complicada.

Lleva en Samsung desde el año 2001, cuando la compañía apenas si era conocida en nuestro país, y la ha visto dispararse hasta alcanzar los primeros puestos en el mundo. Hábil negociador y gran conocedor del negocio de las telecomunicaciones, Celestino García ocupa ahora la vicepresidencia corporativa de Samsung en España. Desde Berlín, dónde ha acudido a IFA, una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo, reflexiona para ABC sobre el futuro de Samsung y analiza la marcha de un sector, el de las comunicaciones móviles, que se mueve a una velocidad difícil de seguir.

– ¿Qué perspectivas tiene Samsung con su Galaxy Note 4, recién presentado en IFA?

– Nuestro deber y misión es poner en el mercado los mejores productos posibles y ofrecer a los usuarios la mejor de las tecnologías y la mejor de las experiencias. Y estamos comprometidos con este objetivo. Dicho esto, nosotros siempre intentamos sorprender, nos gusta el efecto «wow» en nuestros productos, que hablan por sí mismos. Y el Note 4 incorpora tecnologías que aún no se habían visto en ningún móvil.

– ¿Está Samsung creciendo ahora menos, o más lentamente, que en los últimos años?

– La compañía está trabajando ahora firmemente en volver a experimentar los crecimientos que teníamos en el pasado. Esto significa que con el grado de madurez que tiene el mercado, creemos que vamos a ser capaces de volver a sorprender a los consumidores desde varias perspectivas, tanto desde el hardware como desde el software. Samsung es una compañía que ha demostrado con hechos fehacientes lo que es capaz de hacer y que, ahora mismo, tiene una reválida que pasar. Vamos a ver si somos capaces, que yo se que sí, de mantener nuestro ritmo de innovación y de sorpresa en el mercado. Aquí hay que tener claro cuáles son los niveles de escala y de energía de las distintas compañías. Tenemos que dejar huella y tener buena presencia no solo en un país o dos, sino en todas las regiones del mundo. Ese nivel de escala implica un nivel de esfuerzo que solo algunos pueden afrontar.

– ¿Ha ido el Galaxy S5 todo lo bien que se esperaba o, por el contrario, no ha cubierto las expectativas?

– Bueno, está cumpliendo todas las expectativas que teníamos puestas en él. Estamos muy contentos con el dispositivo. Con respecto a las noticias que aparecen y dicen que no han ido bien las ventas, forman parte de ese universo de rumorología que es inevitable. Cuando se anuncien oficialmente las cifras, podremos comentarlo con más detalle. Desde luego, el Galaxy S5 es el dispositivo de gama alta más vendido en España, muy por encima del siguiente.

– Samsung sigue lanzando dispositivos de todo tipo a un ritmo frenético. Hace poco se inauguraba una nueva línea de sonido que se suma a las ya existentes…

– La convergencia tecnológica implica que determinadas tecnologías que usas para una cosa te pueden servir para construir diferentes productos. Y eso es lo que ha determinado la puesta en marcha de esta nueva línea de negocio.

– ¿Y no habrá tenido nada que ver con esto la reciente compra de Beats Audio por parte de Apple?

– Que yo sepa, no… puede que sea al revés, ja ja ja. Decir eso es intentar ligar cosas que no están relacionadas. Samsung está metida en muchos sectores, desde electromedicina a impresión, almacenamiento… Muchas veces se nos intenta relacionar con lo que hacen otros, pero lo cierto es que estamos metidos en muchas industrias diferentes y tratamos de hacer lo mejor en cada una de ellas. Dicho esto, la compañía está, a la vez, explorando múltiples dispositivos en muchos campos, como ahora mismo hace con la nanotecnología, a la que Samsung está dedicando esfuerzos ingentes.

– ¿Cómo ha sido acogido el Tab S, la nueva línea de tablets de Samsung?

– Diría que excelentemente bien. El producto está teniendo un comportamiento extraordinario en todo el mundo. Es, ahora mismo, la mejor tableta que hay en el mercado y de hecho hemos retado a los consumidores a que nos digan si es o no así. La respuesta ha sido abrumadora: el 91% de los consumidores en el mundo aseguran que, efectivamente, ahora no hay nada mejor. Ha tenido una acogida fantástica y se le augura un recorrido excepcional. [Tab S frente al iPad Air]

– Google es uno de los mayores socios estratégicos de Samsung, pero parece que no les ha gustado nada que estéis apostando por Tizen, vuestro propio sistema operativo. ¿Qué está pasando ahí?

– Las relaciones entre Samsung y Google son las mejores que puede haber entre dos compañías como estas. Son excelentes e inmejorables. Google es una compañía que está metida en muchos campos, y la verdad es que hay que quitarse el sombrero por su inquietud. Y Samsung es una compañía que también está metida en muchos campos y que está explorando muchas posibilidades. Dicho esto, somos el mejor partner de Google y de la plataforma Android en el mundo y nuestra intención es que siga siendo así. No obstante, Samsung es una compañía que tiene que explorar otras posibilidades en el mercado, porque el mercado se mueve muy deprisa y nadie sabe cómo va a ser ni siquiera a un año vista. Por eso, Samsung tiene que colaborar con los mejores socios y creemos en un entorno de alianzas. Lo cual no quita que debamos renunciar a una plataforma tecnológica, Tizen, de la cual somos, junto con Intel, los principales impulsores.

– Es decir, que habrá más productos con Tizen…

– Ahora mismo hemos incorporado, en esa plataforma, productos en formatos «wearable» y cámara. Y lo que se espera es la próxima introducción de un teléfono. Y nosotros queremos cumplir con este objetivo. Con Tizen, lo que queremos es tener una plataforma escalable para la comunicación entre dispositivos. Android es una plataforma que nació para dispositivos móviles y que está evolucionando para dar cabida a otros dispositivos, y en este caso Samsung lo que necesita es una solución un poquito más amplia. En el sentido de dar cabida también a televisores, set up boxes, home appliances, etc. etc. Samsung es un líder tecnológico, y como tal lo que hace es explorar tecnologías, y ver si esas tecnologías pueden tener una oportunidad en el mercado. Pero no impone soluciones, ni adoctrina en lo que es mejor o peor. Pone tecnología en el mercado y da la oportunidad a los consumidores de valorar qué es más conveniente para ellos. No podemos, ni debemos, centrar toda nuestra estrategia en Google ni depender de lo que ellos hagan. Google tiene que hacer lo que tiene que hacer, y decidir cómo evoluciona su plataforma y de qué manera, y Samsung ayuda en eso y al mismo tiempo exploramos por nuestra cuenta qué otras opciones y tecnologías hay en el mercado y qué es lo que pueden aportar.

– ¿Está Samsung pensando en alguna solución para automóviles?

– La industria automovilística va a sufrir una revolución, eso es una realidad. Y Samsung, por supuesto, quiere estar ahí. Acabamos de anunciar un acuerdo con BMW para la producción de baterías eléctricas, que es uno de los frenos a la expansión de los coches eléctricos. Es un sector muy interesante y cuando tengamos novedades en este terreno, las anunciaremos.

– ¿Cree que el teléfono móvil va a seguir siendo el centro de toda nuestra vida digital o piensa, por el contrario, que va a surgir algún otro tipo de dispositivo que lo sustituya?

– Nosotros, ahora mismo, estamos explorando diferentes posibilidades. El Smartphone es, hoy, el elemento central tecnológico, pero yo estaría muy atento a lo que pudiera suceder de aquí a final de año… porque va a haber sorpresas. Y hasta ahí puedo leer.

— Es decir, que Samsung está trabajando en algún otro tipo de dispositivo, que no es un móvil, y que podría llegar a sustituirlo en nuestras vidas…

– A ver… Está claro que el mundo del wearable tiene que evolucionar y alcanzar un protagonismo mucho mayor del que tiene hoy. Más inteligencia, más autonomía… Ahora es cuestión de ver quién es capaz de hacerlo y quién no.

– ¿Y su opinión personal? ¿Cree que, por ejemplo, en cinco años el móvil seguirá siendo el protagonista?

– No lo sé. Como consumidor me gustaría tener una mayor autonomía e independencia. Pero eso dependerá de cómo evolucionen los interfaces de usuario (la forma en que nos comunicamos con los dispositivos) y esos nuevos interfaces harán, o no harán, tener unas necesidades de pantalla diferentes y marcarán la forma en que evolucionen esas pantallas…

– ¿Cómo podría ser ese hipotético dispositivo?

– Como usuario quieres algo que no pese, que no tengas que acordarte de cargarlo, que puedas comunicarte de varias formas, y que sea extremadamente ligero y duradero… Bueno, pues ahora mismo lo único que imaginamos con esas características es un «smartphone». Pero el teléfono tendrá que evolucionar. Venimos de un mundo fijo, en el que había teléfonos, que después se hicieron móviles, que después se hicieron inteligentes y se convirtieron en «smartphones»… Pero resulta que tienen una serie de limitaciones en cuanto a pantalla, durabilidad y autonomía, con interfaces de comunicación con el teléfono determinados… Esa otra «cosa» de dentro de cinco años a la que usted se refiere, yo no me atrevería a llamarla teléfono… Estaremos entonces en un mundo en el que un montón de dispositivos van a «hablar» con otros dispositivos, y eso va a permitir que uno no tenga que cargar todo el día con un dispositivo concreto, porque independientemente de donde esté voy a tenerlo todo conmigo… Con lo cual, en un entorno de nube ilimitada, ya veremos cómo será el comportamiento de los usuarios… Por ejemplo, para qué me voy a llevar el móvil si, en esa sala y de forma automática, puedo hacer y recibir llamadas porque, no se, la mesa lo permite? O porque mi reloj, o cualquier otra cosa que lleve conmigo, ya me permite llevar donde vaya toda mi información importante?… Aunque es pronto para decirlo, porque de aquí a cinco años va a haber, por lo menos, dos grandes revoluciones, y yo, como Celestino García y a día de hoy, no me atrevo a decir cómo será. Los ciclos de desarrollo, que hasta hace poco estaban en cinco, seis o siete años, y ahora están en torno a los dos años o dos años y medio.

– ¿Cuántos años lleva usted en Samsung?

– Desde 2001. Me incorporé de becario en Telefónica Sistemas en 1994 y fue un momento muy interesante, porque era el momento de la incorporación de Internet. Allí entré por primera vez en Netscape, algo que nunca olvidaré, y vi que desde ahí podía buscar lo que quisiese. Estuve allí tres años, en la parte comercial, y fue la época en que Telefónica sufrió una revolución. Después fui a Ericcsson, en la parte de consultoría. Allí había una división de móviles que se hizo muy importante y me ofrecieron llevar al operador Amena. Yo entonces no tenía ni idea de móviles. Cuando se produjo la fusión de Ericcsson con Sony me fui a Samsung, donde se me ofrecía un proyecto que era un desafío.

– En esos años, Samsung no era como ahora…

– No, por supuesto. Entonces tenía una cuota de mercado de apenas un 1%. Me arriesgué y aposté por algo diferente y nuevo. Había en el mercado unas 17 marcas vivas, muchas japonesas, la mayoría de las cuales hoy ya no están aquí. La división de móviles de Samsung era muy pequeñita, pero se entendió su importancia. Lanzamos, con Vodafone, el primer Samsung Z 1000 y aquello fue una revolución. Para hacerlo, se destacó un equipo de 450 personas a España, algo que pocos conocen, y ese equipo estuvo trabajando ocho meses, siete días a la semana, y con pocas horas para el descanso, para diseñar el Z 1000. Fue el primero y el que sentó las bases de todo el desarrollo posterior. Era el momento del desarrollo del 3G, de las pantallas a color, después de las táctiles… y Samsung aprovechó todas esas oportunidades.

Compartir

ABC.es

Ciencia y Tecnología © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog de ciencia y tecnología, esos fantasmas electrónicos y del conocimiento que planean sobre todos nosotros pero que nadie sabe muy bien de dónde vienen, ni tampoco a dónde van.Más sobre «Ciencia y Tecnología»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Twitter