The Hives y el poder sueco

Publicado por el Jun 27, 2011

Compartir

hives1.jpg

No son nuevos. Ni hacen nada ‘moderno’. ¿Viejunos? Sí, anda… Después de cartel de “relumbrón internacional” del Dcode Festival, sinceramente me quedo con un grupo al que tenía muchas ganas de ver en directo: The Hives. Sí, amigos, los suecos lo dieron todo en Madrid. Reventaron los bises de forma inesperada. Soltaron adrenalina. Levantaron al público. Fue alucinante.

Pelle Almqvist, el líder de la banda, deslumbró con sus frases en español (¿Dónde habrá aprendido el idioma?). Como son guapos -eso no lo digo yo, si no las acompañantes femeninas con las que estaba- saben que ganan puntos con eso de salir a escena vestidos de chaqué. Llaman la atención. Esa fanfarronería les sale de vicio. Con todo, una buena puesta en escena, salvajismo, guitarras contundentes, garage rock y mucha vitalidad. Todo un espectáculo.

Y es que los grupos suecos son pura contundencia; un fenómeno muy arraigado en su cultura. Algo deben tener esos hermosos parajes y esa gente. Si hablamos de Suecia hablamos de ABBA, Roxette o Ace of Base -claro, cómo no- de Europe pero también, en otros estilos, In Flames, Hammerfall, The Cardigans o Mando Diao -otros que dicen que son guapos-, dos de las bandas más reconocidas a nivel internacional. Esta última, por ejemplo, un amalgama de garage rock, post punk y pop. Ese rock indie tienen unos ‘modernos’ Marching Band. Genuinos porque les apasiona tocar instrumentos de todo tipo.

Volviendo al principio, si te gusta The Hives te podrá interesar conocer The Hellacopters, aunque se trata de una banda disuelta en 2008. Pero tienen influencias de MC5 o The Stooges. Muy grandes. Como el guitarrista está en otro grupo, habrá que hablar de ellos. Con Backyard Babies pasa algo similar. Influenciados por bandas como los Guns’n’Roses o Sex Pistols, consiguieron revivir al rock escandinavo en los noventa, pese a que el último disco decepciona un poco por su giro algo más comercial.

Casket Casey tampoco están en escena ahora, pero dejan algunas de sus mejores canciones como’Shoreline’, ‘Underground’ o ‘I’ll be gone’. Influencias de The Jesus And Mary Chain o Velvet underground se aprecian en sus discos. Änglagård, por ejemplo, beben de Pink Floyd a lo largo de sus tres discos. Violines, flautas traveseras. Un rock progresivo muy cuidado.

Por esos mismos tiros andan Anekdoten, banda creada a principios de los noventa. Algo más recientes, Beardfish, aunque con un sonido vintage en el que se sirven de sintetizadores. Otros de este estilo: Brighteye Brison o Violent Silence, que tengo pocos datos de ellos, pero son muy sinfónicos.

Otros ya clásicos, Spiritual Beggars, fundada en 1994, hacen un stoner-metal directo al oído. Por ese año también nacieron The Flower Kings, que se sirven de la psicodelia de Pink Floyd, Yes o Genesis para sus composiciones. Estos sí que no son nuevos, ya que han lanzado 12 discos. Por contra, el hard rock de Baltimoore, encuadrado en influencias de Status Quo o AC/DC, son también para darle una oportunidad. Llevan tiempo sin nada nuevo, pero temas como ‘Riff raff’ son esenciales. Similares son Hardcore Superstar, que han hecho versiones de Alice Cooper o The Who. Muy recomendables.

El caso de Europe es distinto. Pueden presumir de haber firmado el gran éxito de los años ochenta: ‘The Final Countdown’. Desde su formación, han lanzado ocho álbumes de estudio, aunque siempre serán conocidos por esa inconfundible intro al teclado. Tras un tiempo parados, desde hace algún tiempo han vuelto a dar conciertos y grabar discos. El último, fechado en 2009, ‘Last Look at Eden’. De esa misma cuerda son Crazy Lixx, que suenan también muy bien.

Mola mucho también el hard rock de Vains of Jenna, que en su último disco hacen una ‘cover’ del exitazo de Cee lo Green ‘Fuck you’. Con influencias del rock sinfónico de Yes, otros que no están mal es Karmakanic, que combinan sintetizadores y una distorsión marcados por constrastes y evolución a lo largo de sus canciones. Tienen tres discos también muy originales.

Vintersorg, por contra a todos, crean un sonido muy particular. Hablan de mitología en sus canciones, de la vida y del universo. Ya os podéis imaginar. Acaban de editar un disco ‘Jordpuls’ que se traduciría como ‘El pulso de la tierra’. Influenciado por Helloween o Stratovarius, otros muy reconocidos son, por supuesto, Hammerfall. Indispensables, cuyo disco ‘Glory to the brave’ es espectacular de principio a fin, con mucha agresividad y aderezado de coros graves característicos.

All Ends, metal aternativo, tienen a una chica, Tinna Karlsdotter, como cantante, que seduce con su voz. Tienen cuatro discos editados. Muy grandes. Con otra fémina en las voces -Cia Hedmark-, Casket Casey, resultan oscuros y grotescos. Nacieron en 2003, aunque tienen poco material editado. Y, de nuevo, otra chica al micrófono. Paatos, con influencias de Portishead, nacieron con el nuevo siglo. Acaban de editar ‘Breathing’, que no suena nada mal.

Maja Ivarsson, es la sorprendente cantante de The Sounds, grupo de new wave, que también actuaron en el Dcode y sorprendieron. Pero si lo que queremos son chicas… Sahara Hotnights reúnen a cuatro para hacer
garage rock, power pop y punk muy divertido y enérgico. O las radicales Crucified Barbara, una mezcla de heavy metal clásico con rock’n’roll.

Siendo más duros, In Flames son otros de los pioneros -con gran influencia- en el género del death metal melódico. Muy conocidos a nivel mundial. De hecho, han vendido más de 2,5 millones de discos, repletos de armonización y teclados incansables. En este 2011 han puesto a la venta su último álbum: ‘Sounds Of A Playground Fading’. El heavy metal de Seventribe es muy hardcore. En 2007 lanzaron su disco debut, ‘Aggro Necesse Est’. Pero también hay que hablar de Katatonia, con su doom metal melancólico.

Acompañaron a otra de las bandas reconocidas del panorama internacinal, Dark Tranquillity. Punto radical con sensibilidad, Dead by April, practican un género que tampoco me apasiona pero puede estar bien para ciertos momentos: metalcore melódico. Más góticos, el nombre de Deathstars ya lo dice todo. Metal gótico. Pero para duros, Entombed. Esto ya es otra cosa. Tiene ya unos añitos -desde 1987-y al principio fueron pioneros del death metal escandinavo (denominado como “sonido Estocolmo”), aunque luego fueron derivando por el hardcore punk y otras influencias. Once contundentes discos así lo acreditan.

Therion recogen en sus letras temas mitológicos y de las tradiciones antiguas. De la magia y el ocultismo. Metal sinfónico con cada vez más presencia. Esto es una paja metal de algunos. Passenger es la alternativa a In Flames de Anders Fridén. Solo cuentan un disco en su haber, aunque el nuevo debe estar al caer. Lifelover hacen black metal. Muy depresivos e innovadores. En este 2011 lanzaron su cuarto disco, titulado ‘Sjukdom’.

Acabando que vamos, recordar a Sabaton, creadores de esos himnos militares. De hecho, su estética así lo proclama. Su sexto album de estudio ‘Coat Of Arms’ salió en 2010. Busco la definición de grindcore: “una evolución del hardcore punk llamada crust punk”. Eso es lo que hacen los disueltos Nasum, que nacieron en 1992 como un proyecto paralelo de la banda Necrony. También duros son Ribspreader, que acaban de lanzar su nuevo disco ‘The Van Murders’. Son muy oscuros y locos.

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2011

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31