Recetario de música popular

Publicado por el Feb 23, 2011

Compartir

1001.jpg

Espero que todos ustedes se encuentren a fecha de hoy en perfecto estado de revista y gozando de una maravillosa salud. Pero si alguno pertenece al género de los aprensivos y de los hipocondríacos, y es de lo que prefiere prevenir a curar y estar siempre preparado para todo, que sepa que en sus momentos de aflicción tiene a su disposición un auténtico vademécum musical, en el que podrá encontrar remedio a sus congojas. Pasen y vean. Y, sobre todo, escuchen. Lo dicho, si andan con el ánimo encogido no dejen de pasarse (lleva su tiempo, son cerca de 1.000 páginas, por 35 euros) por 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir (Random House Mondadori/Grijalbo), uno de los libros más divertidos, útiles, y suculentos que han salido de las imprentas en las últimas semanas. La historia de cien años de música popular, tonadilla a tonadilla, desde un O sole mio interpretado por Carusso (1916), hasta Stylo de Gorillaz (2010). Por el camino, por ejemplo Dylan (pdf), o Jane Birkin (pdf) muchísimas de las piezas que usted habrá tarareado en la ducha, al volante de su coche, o en el Metro. Algunas no le dirán nada, y probablemente echará en falta otras, que para gustos se han hecho los colores, pero la selección, además de exhaustiva, es eficaz. El libro sirve para pasar el rato, para hacer memoria, para documentarse y no meter la pata en un blog como éste, para fardar ante los colegas o la novia, y hasta si me apuran para jugar a una suerte de trivial musiquero. Los comentarios sobre las canciones son siempre amenos, datan la pieza con exactitud (a veces los auténticos creadores quedaron en la sombra), aportan todo tipo de datos y anécdotas y, ordenados por décadas, dan una visión más que completa de la historia de la música popular durante el siglo XX y lo que va de XXI.

Voy a servirles un par de títulos escogidos completamente al azar: The Kingsmen y su Louie Louie del 63, o el (I don’t want to go to) Chelsea de Elvis Costello, allá por el 78.

Pero contentos con el millar más uno, los responsables del libro (el editor es Robert Dimey, y el prefacio es del productor y músico Tony Visconti) añaden al final del volumen otro listas con otras 10.001 tonadas imprescindibles. A eso se le llama tronío. Así pues, les dejo con Enrico Caruso.

 

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2011

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031