¿Que aportó Kurt Cobain a la música?

Publicado por el abr 3, 2014

Compartir

Finales de los ochenta, el Heavy metal y ese género que hoy en día sería irrepetible como el glam metal o hair metal había llegado a su cénit. Y el grunge había venido a romper moldes como lo hiciera veinte años antes el punk.
imageNirvana no inventó el grunge (Melvins, Malfunkshun o Soundgarden contribuyeron a asentar las bases) pero fue la decadente aura y la extraña magnificencia de Kurt Cobain, cuya muerte cumple este 5 de abril veinte años, la que propició que este género musical que tuvo su momento en la historia de la música se colara en las emisoras y llenara de admiración a millones de jóvenes de todo el mundo que, como yo, quería algo nuevo.

En el año 1991 el rock alternativo había explotado. La etiqueta de alternativo marcaba diferencia. Y gustaba, atraía y daba sus primeros pasos para una nueva generación. A sus 27 años, edad con la que murió en un de esos episodios trágicos del rock, Cobain había sido visto como un John Lenon del grunge. Las jóvenes le deseaban, los jóvenes querían ser como él. Y sí, la tesis de que se convirtió en aquello que más odiaba está ahí como motivo de su marcha.

“Es mejor quemarse que apagarse lentamente”, según una mítica frase que le atribuyen. Más que nada porque lo underground pasó a ser masivo, a ser un negocio del que todo se resiente. Cuando un producto de exprime al máximo se destruye al poco. Aquella época, un periodo transitorio de los prolíficos años ochenta, estuvo cargada de histeria, de desasosiego, de búsqueda. Y se encontró en grupos como Nirvana una vía de escape.

El grupo de Seattle, realmente, no fue un gran grupo. Técnicamente, su líder no destacó ni por su gran voz (en directo dejaba mucho que desear) ni por su virtuosismo con la guitarra, usuario habitual de los modelos Jaguar y Mustang de Fender. Pero supo encajar tres piezas (Dave Grohl, el verdadero talento del grupo, y a Krist Novoselic) para parir grandes temas en su corta trayectoria. Enérgicos y directos era su propuesta musical. Eran honestos y claros, no ocultaron nada, sobre todo el símbolo de una generación como dijeron en su momento, Kurt Cobain, que encontró su lugar después de escuchar “Surfer rosa” de los Pixies.
Ahora, veinte años después de su fatídica muerte, todos se acuerdan de él, aunque en su ciudad natal se avergüencen un poco de este icono juvenil que desafía al tiempo.

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2014

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031