Política pop

Publicado por el Mar 27, 2011

Compartir

Ya se sabe que este no es un blog con vocación política porque la música no tiene ideología. ¿O sí? Lo de la aria de la rosa del PSOE parece haberse marchitado hace tiempo. Como si del ‘Yes we can‘ de Obama se tratase los políticos en España también saben dárselas de trovadores en una guerra de canciones electorales. En estas últimas semanas lo hemos vuelto a comprobar.

La casi olvidada canción ‘Que el tiempo no te cambie‘ de Tequila fue la sintonía de apoyo al presidente del Gobierno en la campaña electoral en 2008. La curiosa letra la entonaban los seguidores soclialistas mientras ondeaban banderitas en un mítin en Fuenlabrada. Como la melodía socialista ya está muy manida, ese mismo año, la plataforma de apoyo a Zapatero creó ‘Defender la alegría‘, un tema cantado, entre otros, por Joan Manuel Serrat, Victor Manuel, Ana Belén, Miguel Bosé y Joaquín Sabina. El símbolo eran las famosas ‘cejas’ de Zapatero.

Preguntado por el diputado del Partido Popular Ignacio Gil Lázaro sobre el ‘caso Faisán’, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, haciendo uso de su particular ironía, respondió como Amaral, “Sin ti no soy nada”, ante el regojizo de la bancada socialista. Esa actuación le sirvió para que la ‘guerra musical’ se encendiera al máximo.

El PP le respondió con una curiosa versión del ‘Aserejé‘, de las Ketchup -haciendo hincapié del juego con las siglas ERE- en referencia al escándalo de los eres falsos que afecta al Gobierno socialista andaluz. La contienda musical tiene más compases porque el vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha elegido el ‘Cómo hemos cambiado’, de Presuntos Implicados, para tratar de definir la actual postura del PSOE.

No ha faltado tampoco Lady Gaga, la excéntrica artista que se está hasta en la sopa. Sirviéndose de uno de sus últimos éxitos, el gabinete del candidato a la alcaldía de Tarragona, Alejandro Fernández, preparó una cutre versión con el lema de “Tarragona merece las mejores ideas”. No tiene desperdicio escucharlo porque resulta bastante pegadiza. Nadie le hace ascos a nada. Ni a prostitur los grandes clásicos. La mítica ‘Stand by me’ es el lema de los candidatos municipales del PP vasco. Pero traducida como ‘cuenta conmigo’, eso sí.

El PSOE de Huelva, con Petronila Guerrero como candidata, también quiso servirse de acordes y melodías para aspirar al cambio en la ciudad. ‘Dile al mundo‘ es el título de la canción electoral interpretada por el grupo onubense La Clave. “Nada nos puede parar “, entona la letra.

Volviendo a épocas anteriores, quizá algo más divertidas, en las elecciones de 2008, los socialistas se apoyaron en una canción de Bruce Springsteen (‘Reasons to believe’) para conducir su eslogan electoral ‘Motivos para creer’. Como el Boss es de los que se implican tanto social como políticamente seguro que no le importó. La manía esta de aprovecharse de grandes éxitos no es actual.

En 1987, Alianza Popular (posteriormente bajo el nombre de Partido Popular) se desmelenó por completo durante las elecciones europeas y utilizó una versión del famoso himno generacional ‘The final countdown’, de Europeo. ¿Se imaginan? Sí, la de la intro del teclado. Y es que lo de las canciones no es algo nuevo. En los ochenta, con Felipe González al frente, TVE censuró una interpretación del cantautor Javier Krahe que hablaba en tono sarcástico de un ‘Cuervo ingenuo’. E hizo un duo con su amigo Joaquín Sabina. Ahí es nada.

Algo más reciente: el ‘Vallenato de Rajoy‘. ¿Se acuerdan? Hasta tuvo una réplica por parte de un jubilado de Moratalaz llamado Antonio Candela que cantaba: “Zapatero, yo votaré por ti”. En aquella campaña de la famosa ‘Niña de Rajoy’ el PP buscó la ‘Revolución popular‘, título de una sintonía que creó para la ocasión Nuevas Generaciones con un estilo pop y que pretendía captar al electorado más joven. La letra rezaba así: “Si tienes nueva ideas y piensas que algo debe cambiar“.

Hasta José María Aznar se atrevió a recitar un fragmento de una canción de Hombres G para decir que “Te he cogido mucha confianza seguro de mí mismo estoy con muchas ganas y el domingo, no te escaparás”, en relación de los comicios munciales y autonómicos de 2007, otro año que dio mucho juego los cruces de tonadillas. Empecemos con algunos ejemplos: el alcalde de León, Mario Amilivia, tuvo su particular pasodoble.

La canción de la otrora presidenta del PP manchego, María Dolores de Cospedal, pedía que “Juntos lograremos contruir una región más justa y solidaria con esfuerzo y tesón”. El futuro ya está aquí”. Con algunas pequeñas modificaciones, José María de Francisco, candidato en León,
tuvo una coplilla en su honor para pedir el voto: “Francisco nos debe gobernar“.

El PP andaluz hizo un encargo al grupo Materia Prima para cantar ‘Música para el cambio‘. Al final todavía está por ver si la música arrastra al electorado pero, al menos, se hace más ameno escuchar a nuestros dirigentes políticos.

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2011

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31