Neil Diamond: el hombre de tus “Dreams”

Publicado por el Nov 25, 2010

Compartir

 

portadadreams2.jpg

 

La culpa la tuvo un tipo de luengas barbas y catadura osezna llamado Rick Rubin, uno de esos productores que ha sabido darle otra vuelta de tuerca al planeta del rock. Primero, se encargó de resucitar a Johnny Cash, y hace ahora cinco años lo hizo con otro de los más grandes de la historia del pop: Neil Diamond. Con Rubin, Diamond publicó una maravilla llamada 12 songs, a la que siguió Home before dark, disco con el que a los 67 años se colocaba por vez primera en el número 1 de las listas norteamericanas. Rubin extrajo en ese par de álbumes lo mejor de Neil, sirvió sus canciones al desnudo, cargadas de emotividad, y sin pesados equipajes arreglísticos de esos que no llevan a ninguna parte. Diamond (128 millones de discos vendidos), compositor para los más grandes (Cash, Ray Conniff, Clif Richards, Sinatra, Barbra Streisand, Roy Orbison, y hasta Elvis, además de nuestro Julio Iglesias) ha sido autor de joyas del pop como Cherry, cherry, Sweet Caroline, Song sung blue, Holly holly y I’m a believer, exitazo de 1966 con los Monkees, aquel grupo creado a propósito para la televisión, y cómo olvidar aquella extraña maravilla que fue Juan Salvador Gaviota. Todos esos éxitos los volvió a grabar Niel Diamond en un inmenso recital en el Madison de su ciuda natal, Nueva York. Sí, vale tuvo una época en la que se creyó el hermano gemelo del Elvis más hortera, pero se lo perdonamos.

Neil está de nuevo aquí, y además se ha dado un gustazo: el de grabar muchas de las canciones (de otros) que a lo largo de su vida han sido importantes para él, para su formación y para su disfrute. El resultado es su nuevo disco, Dreams. Un trabajo espectacular, escalofriante, que él mismo ha producido. “Uno nunca sabe cuando llega el momento, y estas canciones han estado esperando cuatro décadas a que yo las grabara”, dice el músico, que el 24 de enero cumplirá 70 inspiradísimos años.

Son catorce piezas escogidas que Diamond hace totalmente suyas. Hora es dar pistas y también nombres: Let it be me, una canción del francés Gilbert Becaud que popularizaron los Everly Brothers; dos piezas de los Beatles: Blackbird y Yesterday; un clasicazo de Leon Russell, A song for you; otro de Gilbert O’Sullivan, Alone again (naturally); la maravillosa Ain’t no sunshine, de Bill Withers. maravillosa tonada que en 1986 cantara el mismísimo Michael Jackson; el Hallelujah de Leonard Cohen; Desperado, la fantástica pieza de los Eagles; otras perlas como Feels like home y Losing You, de Randy Newman, y Don’t forget me, de Harry Nilsson; y, para finalizar a lo grande, una desgarradora versión de su propio clásico I’m a believer. No se le puede pedir más al hombretón de Brooklyn. Es el cantante y el hombre de tus Dreams.

 

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2010

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031