Corizonas, esto no se puede aparcar

Publicado por el Nov 16, 2012

Compartir

Entre una nube de psicodélicos riffs previos al comienzo de un espectáculo asombroso. Es el comienzo habitual de Corizonas en sus conciertos. Poco a poco el escenario se va llenando de los músicos. Aparece así Rubén Marrón, el señor Marrón, para coger su guitarra acústica, una guitarra que toca a la perfección, como poca gente en este país. 

Luego van apareciendo Fernando Pardo y David Krahe, miembros de Los Coronas y, rápidos y veloces, comienzan a sacarse de sus chisteras sonidos que van metiendo al público en un asombroso ambiente. Aunque si los hayas visto antes, te vuelves a sorprender. Sobre todo, gracias a ese caballo loco llamado Javier Vielba, que no para, se revuelve en el suelo, canta, baila, grita, anima, cuenta chistes, se baja como uno más entre los asistentes. Uno de los mejores frontman de este país. Sí, sin duda. 

La banda española Corizonas cerró así la gira que le ha llevado a recorrer España al completo. Y, mira que se los pregunté, pero no me confirmaron si habría o no segundo disco. Ahora, cada grupo emprende caminos en solitario, aunque creo que deberían exprimir más el éxito cosechado. Al menos, para seguir revitalizando el rock and roll. 

En este concierto, celebrado en el madrileño Teatro Price, se escucharon grandes canciones, tanto de la banda como alguna que otra versión, a las que ya nos tienen acostumbrados la banda. Así el tema que abre el álbum «Hey Hey Hey» fue el que encendió la mecha. Pero no faltaron «The Falcon Sleeps Tonight», en las que todo se embriagó de tierras áridas y del lejano oeste, o «Hotel room», con ese riff del principio y la trompeta que te abre en canal. 

Tampoco faltaron «Everybody knows this is nowhere», de Neil Young, o la habitual en su repertorio «Supernaut» de Black Sabbath. «Wish You Were Here», de Pink Floyd, en el que hicieron mención al malogrado músico Syd Barret. Ni la instrumental «El Rancho», que podría pegar en cualquier película de Tarantino. Lo veo claro.

Tras el tema más conocido, al menos en las radiofórmulas, «Run To The River», asaltó con su brillante versión del popular «Piangi con me», de The Rokes, antes de sumergirse por «I Wanna Believe». En los vises en los que tocaron incluso una tema que introdujeron a modo de la vuelta de los guateques. Es «La Hiedra venenosa», de los Rebeldes del rock. Tampoco faltaron Shiralee», de Arizona Baby, o «I wanna belive». Y todo con una pose a lo Jim Morrison preguntando a la gente si están vivos. Ellos sí que están vivos y lo demuestran. Sin duda sería una pena que esto se quedara aquí.

Compartir

ABC.es

Librería de pistas © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ni un sólo día sin música. Es el objetivo de este espacio de encuentro con grupos, géneros, listas, conciertos, anécdotas, recomendaciones y cuantos ingredientes debe reunir toda biblioteca sonora. Más sobre «Librería de pistas»

La entrada más popular

La música de Obama y Romney

138... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31