Recuperar al mejor Villa

Recuperar al mejor Villa

Publicado por el abr 5, 2013

Compartir

En apenas una semana David Villa, el Guaje, ha jugado dos partidos de alto voltaje en París. En el primero, con la selección española, fue sustituido cuando faltaba media hora de juego después de haber sido maniatado por Varane y frustrado por no haber olido el balón. En el segundo, el empate del Barça con el PSG, aguantó casi hasta el final en el campo, pero también estuvo gris y se vio superado por Thiago Silva en todas las disputas.

Son solo sus dos últimas actuaciones, pero reflejan la tónica del asturiano desde que reapareció tras fracturarse la tibia en un infausto de partido contra el Al Sadd en el Mundial de clubes, uno de esos torneos que solo sirven para engordar los arcas de la FIFA y de los patrocinadores y castigar a los futbolistas. Como la Copa Confederaciones, a la que asistiremos este verano.

Fue en diciembre de 2011. Villa luchó, se recuperó y volvió a jugar. Volvió incluso a golear con frecuencia. Porque era y es muy bueno. Pero no hay duda de que, desde la lesión, no hemos vuelto a ver al dinámico jugador que sacudía cual descarga eléctrica las defensas rivales causándoles letales espasmos.

El asturiano mantiene intacto su certero remate pero ha perdido la otra virtud que lo hacía único: su velocidad. Vicente del Bosque, siempre respetuoso con los galones de las estrellas y dando muestras del respeto que concede a la jerarquía en el vestuario, lo volvió a convocar en cuanto pudo y sigue dándole oportunidades de reencontrarse con su mejor versión. Pero ese reencuentro, lamentablemente, no termina de llegar.

En el Barcelona este no es un problema acuciante, porque el equipo tiene más goleadores, empezando por esa ametralladora llamada Leo Messi. El Barça puede vivir sin Villa. Pero la selección nacional produce mucho más juego que goles y la depresión del máximo goleador de su historia ha agravado el hándicap de la campeona menos realizadora de la historia de los Mundiales.

Del Bosque sabe que el equipo necesita al mejor David Villa. La pujanza de Pedro puede ser un paliativo, pero, aun así, la pegada de España sigue a muchos años luz de la creatividad y producción de sus centrocampistas. Pese a su capitidisminuida versión actual, Villa sigue siendo un delantero fiable y sus promedios realizadores aceptables. Con la selección, desde que reapareció, anota cada 147 minutos. Serían buenos números para cualquiera. Pero no para él y él lo sabe mejor que nadie.

Ojalá que me equivoque, pero su caso se parece mucho al del otro gran delantero de esta edad de oro de la selección, Fernando Torres, con el agravante de que el barcelonista tiene ya 31 años. El jugador del Chelsea también sufrió una grave lesión y se dejó la piel para llegar a tiempo al Mundial de Sudáfrica. El seleccionador continuó dándole oportunidades pese a que su fútbol se fue devaluando de manera irreversible. Hasta que un día se quedó fuera de la convocatoria.

El marqués sigue creyendo en el 7 de España. Es justo. Merece tanto crédito como muescas tiene su revólver y esas son muchas muescas. El objetivo y la esperanza siguen siendo recuperar al mejor Villa.

 

Quizá también te interese: 

A Villa hay que esperarlo, a Torres quizá no

 

En Twitter: @golmo

 

 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2013

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031