Necios con la Roja

Publicado por el Feb 18, 2010

Compartir

No sabía si hacerlo. Temía mezclar churras y merinas e intoxicar este espacio de ocio deportivo con cuestiones políticas. O peor, criminales. Que muchas veces son sinónimos. Pero es que me he quedado de piedra cuando he visto reproducida en los medios la foto de Jon Rosales y Adur Arístegui, presuntos terroristas de la ETA , posando sonrientes con la camiseta del equipo nacional de fútbol de España. Y conmigo, me imagino que muchos seguidores de la Selección. La perplejidad es la única reacción posible ante lo que aparenta ser un ejercicio de flagrante estulticia. Digo la ETA porque no sé cuando decidimos suprimirle el artículo a estas infames siglas. Como si fuera alguien de la familia.

 

Y es que la ETA ya no es lo que era. Quienes antaño creían en el sueño, pesadilla más bien, de la lucha de una supuesta patria vasca sojuzgada por la opresora bota del Estado español, tenían cierto andamiaje intelectual. No eran ni tan bobos ni tan frívolos como para posar con los símbolos de aquello a lo que habían declarado la guerra  A su falta de escrúpulos unían el bagaje de alguna lectura de enjundia. Eran los tiempos en que la ETA de veras suponía una amenaza para el Estado. Para ser un malvado hace falta cierto talento y preparación. Sin esto, no se es malo, se es sencillamente idiota.
Este camino, el que dista de una magnética perfidia a la mediocre ignorancia, es el que parece haber recorrido en los últimos lustros la ETA. Lejos queda la época fundacional de la banda, en la que participaron hombres letrados como Julen Madariaga y se debatía en torno a los postulados de Sartre o Althusser. Tampoco hay ahora asesinos escurridizos como José Luis Urrusolo Sistiaga, quien en las noches que seguían a los días en los que sembraba Madrid de cadáveres se divertía en los locales nocturnos de la capital, burlándose de los esfuerzos policiales por capturarle. Ahora, pasean en bici y caen en las redes de la Policía como dóciles salmonetes.

 

No. Aquello pasó. Los etarras de ahora son jovenzuelos de escasa preparación. Los estragos de la Logse y sus sucesivas reediciones se notan incluso en el mundo del crimen. Porque hay que ser muy necio para declararle la guerra, pero más todavía para dejarte fotografiar con uno de elementos que más enorgullecen a los españoles: la elástica de su selección nacional de Fútbol.

 

Fernando Reinares, uno de los principales expertos en terrorismo de nuestro país, en su libro «Patriotas de la Muerte. Quiénes han militado en ETA y por qué», escrito ya hace algunos años, hace un análisis estadístico en el que constata que la mayoría de quienes han sido condenados por pertenecer a la ETA no había cursado estudios superiores. No parece haberse corregido esta elocuente pauta. Estos impetuosos ignaros demuestran no tener noción de nada. Bueno, quizá de alguna cosa sí. De confirmarse que les gusta la Selección , será que, al menos, saben de fútbol. Angelitos.

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31