Luces rojas en la nave España

Publicado por el Nov 13, 2011

Compartir

bosque33.jpg

Luces rojas en el cuadro de mando de la nave España. Ya no puede ocultarse por más tiempo. Por más que los comentaristas de la televisión oficial perseveren en su línea triunfalista y apologética, insistiendo en el carácter amistoso de los partidos que España pierde uno detrás de otro, cualquier observador no cegado por el chovinismo untuoso que impregna a gran parte de la prensa española detectará motivos para la preocupación en el juego de los de Del Bosque. Subrayo lo del juego, porque eso es lo importante. Los títulos son ya el pasado.

En Wembley vimos de nuevo un fútbol monótono y un ataque romo, vimos como el monopolio español de la posesión solo sirvió para chocar una y otra vez contra el talud levantado mediante tosca albañilería por Fabio Capello y vimos también como un lance del juego aparentemente accidental desembocaba en gol en contra y consiguiente derrota. Aunque en el gol de Lampard, lo digan o no los cronistas oficiales, hubo tanto de mala suerte como de falta de atención de la zaga española. Haríamos mal en ignorar este nuevo aviso a navegantes. Nos pasó contra Italia y nos ha vuelto pasar contra Inglaterra, rivales que nos esperan en la Eurocopa y que fiarán su suerte a eso, a defenderse y esperar su oportunidad. Ahora saben que pueden hacerlo, y lo que es peor, saben cómo. 

En este foro lo advertimos ya tras el ridículo en Argentina, todavía con la resaca del waka-waka glorioso de Sudáfrica. España aprendió en los amistosos previos a su Eurocopa y su Mundial a ganarle a los grandes y después, en las citas oficiales, lo hizo. Ahora parece que los grandes están aprendiendo a ganarle a España y no es para caer en la histeria, pero sí como para despegarse de la loa mediática constante y que el seleccionador piense en cómo revigorizar una escuadra que corre el riesgo de caer en la delicuescencia. 

Porque no es verdad que la Roja esté teniendo problemas en los amistosos. Cuando son contra Venezuela o Estados Unidos los ventila sin complicaciones. Lo que está pasando es que los de Del Bosque no pueden con los grandes y es frente a esos frente a los que hay que medir a la campeona del mundo.

El reto lo tiene ahora el marqués Del Bosque. El míster tiene que solucionar problemas que no son nuevos, pero a los que antes eclipsaban las victorias: la falta de gol y la de profundidad. Tiene recursos de sobra a mano. Ahí están los Llorente, Mata, Navas o Cesc. Es su responsabilidad encontrar las variantes tácticas para que el juego de la Selección vuelva a sorprender a unos adversarios que ya se lo saben. Los hay que aún sabiéndoselo no pueden frenarlo, como los checos o los escoceses, y los que sí han dado con el antídoto, como portugueses, italianos o ingleses. Será con estos últimos con los que nos juguemos la Euro de Polonia y Ucrania. Del Bosque ha demostrado siempre buen juicio para no estropear las cosas que funcionan. Ahora le toca demostrar también su capacidad para conseguir que sigan haciéndolo las que empiezan a dar muestras de agotamiento. Ojalá lo consiga.

 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2011

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031