Los diez mejores goles de la historia de la Roja

Publicado por el jun 22, 2011

Compartir

Se cumplen 25 años del memorable gol de Maradona en México. ¿Lo recuerdan, no?, aquel en que dejó sentado a medio equipo inglés. Posiblemente, el mejor gol de todos los tiempos. En ABC hemos querido hacer nuestra particular selección de los mejores goles de la historia de la selección española. Ahora, los campeones somos nosotros y no está de más elaborar una lista con los diez mejores chicharros de la Roja. Ha habido muchos y muy buenos.

Notaréis que muchos son muy recientes. Claro, eso es porque la Roja ahora juega mejor que nunca y que a quien escribe no le alcanza más lejos la memoria. Con todo, hemos elegido alguno de épocas pasadas, por su calidad y por su repercusión histórica. La Selección no sería lo que es sin el esfuerzo abnegado de muchas generaciones anteriores.

Por supuesto que en esta lista podrían haber tenido cabida muchos otros tantos y que habrá quien opine que la relación de los escogidos debería haber sido otra. Seguro. Admitimos críticas y propuestas en los comentarios.

Ahí va el «top ten». A ver qué opináis. Están ordenados cronológicamente, no por su mejor o peor factura.

Belauste
Suecia- España
(Amberes, 1920)

De este no hay vídeo porque fue hace mucho, mucho tiempo. En su primera participación en un campeonato internacional, la Roja disputaba los Juegos Olímpicos de Amberes. En las semifinales del torneo por la medalla de plata, España perdía por 1-0 frente a Suecia. Pero en el minuto 6 de la segunda parte, José María Belausteguigoitia, Belauste, poderoso centrocampista del Athletic de Bilbao cambiaría la historia. Cuando vio que su compañero Sabino Bilbao avanzaba con el balón controlado lo tuvo claro. Arrancó decidido hacia el área rival y desde allí le pidió el balón a su compañero con un grito que pudo oírse en todo el estadio y que haría historia: «¡Sabino, a mí el pelotón, que los arrollo!». Y cuando Sabino se la puso con precisión, los arrolló, vaya si los arrolló. Con el mismo brinco con el que controló con el pecho, él, el cuero y los tres defensas suecos que intentaron frenarle acabaron empotrados en la portería. El único periodista español que vio el partido describió aquello como un «gol hercúleo». Después, Acedo marcaría el 2.-1 y Suecia marraría un penalti en los instantes finales del encuentro, pero el lance que marcaría el choque fue el gol de fe y poderío que marcó Belauste.

 

Marcelino
España- URSS
(Madrid, 1964)

¿Quién no recuerda el gol de Marcelino?, el que le dio a la Roja su primer título internacional. Era un 21 de junio de 1964. El Santiago Bernabéu acogía la final del Eurocopa organizada por España. En la final, la Roja se las veía con los vigentes campeones, la URSS. Faltaban seis minutos para el final cuando Chus Pereda se marchó de su marcador y logró centrar al área. Marcelino, en precioso remate en plancha, enganchaba el centro y batía al mítico Lev Yashin, «la araña negra» de los soviéticos. España se alzaba por primera vez como campeona de Europa.

 

Míchel
España- Corea del Sur
(Udine, 1990)

La participación española en el Mundial de Italia de 1990 resultó bastante decepcionante. Sin embargo, el madridista Míchel nos dejó un «hat trick» contra Corea del Sur en la primera fase. De sus tres goles, todos de gran mérito, hemos escogido el tercero, con el que rubricaba en el minuto 80 la victoria de los de Luis Suárez por 3 a 1. Tras recoger un balón suelto en el área, Míchel recortó a dos defensas y remató con la zurda al palo largo. Su celebración, gritando aquello de «me lo merezco», trajo cola.

 

Alfonso
Yugoslavia-España
(Brujas, 2000)



 
Antes de que la Selección empezara a ganarlo todo, nos conformábamos con poca cosa, como superar in extremis la primera fase de la Eurocopa. Fue lo que sucedió en un partidazo de infarto disputado entre España y Yugoslavia en el Jan Breydel de Brujas. La roja tenía que ganar después de haber palmado tras cantada de Molina ante Noruega. Lo lograría agónicamente. Iba la Roja perdiendo 3-2 y el final del encuentro se acercaba inexorablemente. En el 90, Mendieta lograba el empate de penalti, pero con eso no bastaba. Al final, en el último suspiro, en el minuto 94, Alfonso empalmaba con la zurda el remate que hizo a todo el país saltar de alegría y al equipo nacional clasificarse para octavos de final. Alfonso completaría la heroicidad, cuando, tras el partido, se interpuso entre el árbitro y un aficionado yugoslavo que pretendía agredirlo. Aquello le valió un premio de la UEFA.

 

Torres
España-Ucrania
(Leipzig, 2000)



 
Entramos en la era dorada. España debutó en el Mundial de Alemania con una memorable goleada ante Ucrania. Aunque Francia nos mandaría a casa en octavos de final, el estilo de juego impreso por Luis Aragonés al equipo hacía presagiar éxitos futuros. El cuarto ante Ucrania fue para enmarcar. Puyol robó en el centro del campo y salió de la cueva con una «roulette» digna del mejor Zidane, se tiró una continuación una pared en la que terminó dejando con el pecho el balón franco para el remate de Fernando Torres que venía en carrera. Un auténtico golazo.

 

Iniesta
Inglaterra-España
(Manchester, 2007)

Lo apuntado en el Mundial de Alemania comenzaba a tomar forma. En un amistoso contra Inglaterra disputado en el mejor escenario posible, Old Trafford. Iniesta enchufó un derechazo que fue directo a la escuadra de la portería inglesa. Después de la decepción en Belfast, que estuvo a punto de costarle el puesto a Luis, la Roja empezaba a dar señales de lo que estaba por venir.

 

Ramos
Dinamarca-España
(Aarhus, 2007)

España dio el salto un golpe de autoridad en tierras danesas con una victoria de la que se recordará sobre todo el gol de Sergio Ramos, que llegó tras una interminable sucesión de pases. Los daneses estuvieron cerca de dos minutos persiguiendo sombras. La cosa empezaba a oler muy bien. La Roja estaba ya casi clasificada para la Euro que después conquistaría.

 

Villa
España-Italia
(Elche, 2008)



 
Faltaba poco la Eurocopa de 2008 y en uno de los últimos partidos de preparación, Villa, el asesino del área se sacaba de la chistera un golazo de voleón con la zurda. Buffon voló, pero no pudo hacer nada por evitar un 1-0 premonitorio.

 

Iniesta
Bélgica-España
(Bruselas 2008)


Ya campeona de Europa, la Roja defendió en Bruselas su prestigio en la fase de clasificación para el Mundial. Por primera vez tras su entorchado europeo, España tenía que remontar. Lo hizo. Iniesta, con un virtuoso eslalon dentro del área belga ponía el empate a uno en el marcador. El partido terminó 1-2.

 

Puyol
Alemania-España
(Durban, 2010)


Junto al de Marcelino, el otro cabezazo de nuestra lista lo pone el bravo Carles Puyol. De este seguro que os acordáis todos. En la semifinal de Sudáfrica contra Alemania, España jugaba y mucho al fútbol, pero el gol le era esquivo. Hasta que en el minuto 73, Puyol emergió como un mercancías a rematar un corner en el área alemana. Pepinazo, y España a la final.

 

Quizá también te interese:

El primer héroe de la Roja fue un abertzale

Para pepino pepino, el de Puyol

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2011

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031