Las lesiones le quitan el sueño a Del Bosque

Publicado por el Apr 19, 2010

Compartir

Vaya un panorama. Torres, seis semanas de baja tras una operación en la rodilla. Cesc, con una fisura en el peroné. E Iniesta, fuera de combate por una rotura en el biceps femoral. Resulta que tiene músculos el chaval. Yo que pensaba que era de seda. La verdad es que Vicente Del Bosque, y con él todos los aficionados, tiene razones para estar preocupado. A pocas semanas de una cita mundialista en la que por fin teníamos motivos fundados para soñar, tres de los mejores jugadores de la Selección tienen difícil llegar en condiciones óptimas al campeonato.

Es duro, pero hay que ser realista. Aunque se recortaran al máximo los plazos en su recuperación, el ritmo competitivo de estas tres piezas claves en los planes del seleccionador será escaso. Puede que lleguen, pero si lo hacen lo harán mermados. Es una lástima para ellos, buenos chavales que llevan nutriendo de éxitos al fútbol español desde los primeros peldaños de la cantera, y para las aspiraciones de la Selección. Tanto, que hasta un descreído como yo se ha puesto ya a encender velitas a diferentes santos para ver si su intercesión hace que los tres se personen en el Mundial como lo que son, tres crack esplendorosos. Cuando yo era niño, una tía que tengo y que me quiere, cada vez que me enfrentaba con algún examen, le ponía una vela a su Sor Ángela de la Cruz. Y la verdad es que tenía mano Sor Ángela, porque yo me pasé la infancia alejado de los libros, destrozando zapatos y cosechando aprobados raspados que no merecía en absoluto. Así que, sí, no me avergüenzo, le pondré velitas a Sor Ángela, que me parece que al final la hicieron santa y si fue así será por algo.

Pero al margen de los votos que hagamos forofos turbados como yo, el seleccionador tendría que ir confeccionando un plan B. De las tres bajas que estamos tratando, la más sensible es la de Iniesta. Los tres son muy buenos, pero Andrés es una joya incunable. Lo que él pone en el campo, su veticalidad y a la vez su contribución al juego combinativo de España no lo pone nadie. Para él no hay susituto posible. La cosa se pone fea y el dios fútbol se empeña, una vez más, en mostrarse despiadado con España. Ahora que teníamos un equipazo, llega el azote, especialmente inoportuno esta vez, de las lesiones. Y mientras los españoles trabajan duro para recuperarse, algunos de nuestros rivales, como el cobardica Kaká, sin duda la mayor decepción de la temporada futbolística, se borran de la competición en el tramo decisivo para llegar en plenas condiciones a una cita, el Mundial, en la que bien podría ocurrir que se cruzara en el camino de la Roja. Especialmente ruin la actitud del brasileño, fuera de las listas de Pellegrini desde hace semanas por una lesión con la que, como oportunamente recordaba Diego Torres en El País de ayer, Raúl se erigió en pichichi de la Liga.

Aún así, hay que seguir creyendo. En que los nuestros se van a recuperar y en que, de no hacerlo, en la constelación del fútbol español hay un amplio abanico de recambios solventes. ¿Vieron el gol que le metió el otro día Pedrito al Depor? Duda alguien de que ese chaval es un delantero de clase mundial. Yo todavía creo en España. Recemos por que no haya más lesiones. A Sor Ángela o a Santa Ángela o a quien sea.

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031