Justicia y ambición en las maletas para Sudáfrica

Publicado por el May 20, 2010

Compartir

Ya se conocen los 23 elegidos que lucharán por hacer realidad el sueño de todos en el Mundial de Sudáfrica. Del Bosque, hombre prudente pero no indolente, ha introducido algunos cambios de relevancia en la espina dorsal del equipo, inyectando de paso, una sangre nueva que puede servir de acicate extra para un bloque con acreditadas trazas de campeón.

Me gusta la lista, como me gustan también los hombres que hablan más con sus decisiones que con sus palabras. El salmantino, normalmente escueto ante los micrófonos, se ha inventado una revolución controlada y que apunta benéfica en los planes de la Selección. De entrada, Pedrito. Lo de este menudo crack es una cuestión de  justicia. Se ha ganado la llamada en una temporada en la que ha emergido deslumbrante en el panorama futbolístico internacional. Pero también lo es de conveniencia. Del Bosque no sólo reconoce el mérito de este aplicado talento, sino que incorpora un nuevo bisturí en el estuche quirúrgico de la delantera española y además uno muy incisivo. Por el bien de España y del suyo propio, confío en que Pedrito juegue un papel protagonista en Sudáfrica. La Roja subraya su perfil más valiente y atractivo con el canario. 

La otra novedad procedente de Barcelona es el portero Víctor Valdés. También él ha cuajado una temporada monumental. Habrá opiniones para todos los gustos. Sin duda, está entre los tres mejores porteros españoles, pero habrá quien sostenga que su inclusión puede acrecentar las dudas que viene mostrando Casillas en los últimos meses y puede alterar el equilibrio del vestuario. Yo pienso que sentir el aliento de Valdés en el cogote puede servir para que el madridista rescate de allí donde la haya escondido su mejor versión. Algo parecido a lo que ya consiguió Del Bosque cuando entrenaba al Real Madrid y desbancó a Casillas de la titularidad en beneficio de César. Así pudimos ver al milagroso Iker de Glasgow y a un portero portentoso en las temporadas que siguieron a aquella decisión. Hace tiempo que la carrera de Casillas viene reclamando un aldabonazo. ¿Será de nuevo el bueno de Vicente quien se la dé?

Más peliaguda se me antoja la decisión de excluir a Senna. No las tengo todas conmigo. Sí, está mayorcete y las lesiones le han birlado últimamente la regularidad de la que siempre hizo gala, pero lo que él ofrece es difícil de encontrar en el resto de la lista. A mí Busquets todavía me sigue dejando frío y no creo que tenga, ni de lejos, la clase del hispano-brasileño. El tiempo dirá si su exclusión es un acierto o no, pero a mí me apena. En la Eurocopa el fútbol español contrajo una importante deuda con Senna. Su baja como la de Güiza quizá pueda doler desde el prisma de los sentimientos, pero tiene lógica desde el meramente deportivo. Parece menos discutible la segunda.

De cualquier modo, dirigir un equipo campeón requiere tomar decisiones y ser ambicioso. Luego el experimento saldrá bien o mal pero el inmovilismo, la historia lo demuestra, siempre desemboca en el fracaso. Algo de esto enseñó el fiasco de la Confederaciones. Amortizada quedará la enseñanza si las novedades de Del Bosque nos ayudan a conquistar el Mundial. Sigamos pues creyendo.

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031