¿Hay que renovar a Del Bosque?

Publicado por el Sep 15, 2009

Compartir

Al parecer, la Federación ha decidido renovar a Vicente Del Bosque como seleccionador nacional. En cuanto me enteré decidí dedicarle un post al asunto, pero confieso que ni tuve ni tengo todavía un criterio definido al respecto.

Del Bosque es un buen tipo, que atesora una cualidad provechosa en la vida y en el banquillo: la sensatez. Además, tiene un bigote que parece dibujado por Ibáñez y un peinado que recuerda al del payaso Krusty, el de los Simpsons, figuras ambas por las que siento una gran simpatía. Sí, del Bosque me cae bien. Sin embargo, me inquietan algunas aristas del asunto de su renovación. ¿Qué criterios son los que determinan la continuidad o no del seleccionador nacional, no este, sino todos? Antes de que ganáramos la Eurocopa, o sea cuando no éramos nadie, los directivos de la Federación, por cierto, unos tíos que sobreviven a todo y a todos con el turbio Villar a la cabeza, ofrecían la renovación al inquilino del banquillo una vez se conseguía la clasificación para la siguiente gran cita. Esta sería la línea seguida de confirmarse que Del Bosque firmará su renovación en breve y, no sé a vosotros, pero a mí me parece que para la selección campeona de Europa no puede bastar con que hayamos conseguido el billete para el próximo Mundial, sobre todo cuando a su predecesor no le sirvió siquiera construir y hacer campeón al mejor equipo de nuestra historia.

Vaya por delante que, renueve o no, le deseo al señor Del Bosque, que además ha demostrado siempre ser eso, un señor, la mejor de las suertes. Pero eso no empece para reclamar una evaluación objetiva de sus resultados al frente del equipo nacional. Veamos. Poco más de un año después de su debut en Copenhague, Del Bosque acumula diecisiete victorias por tan sólo una derrota, con un balance de goles a favor y en contra igual de apabullante. Pero hay peros. Primer pero, ¿exhibe ahora la Roja algo que no exhibiera con Luis, aparte de un técnico políticamente correcto? La respuesta es no. Segundo pero. Si el de Hortaleza tuvo que exiliarse en Turquía después de habernos llevado a lo más alto, ¿por qué a Del Bosque le renuevan si en la única gran cita en la que se ha examinado, la Confederaciones esa, palmamos ante un rival mediocre por dos regalos en defensa? Mira que al anciano Luis le costó que los jugadores españoles enterrarán el pernicioso y arraigado hábito de dar facilidades al rival. ¿O es que ya nadie se acuerda de aquello del «saber competir»? Yo aquel día, atragantándoseme la cerveza y los panchitos por quedarme sin final con Brasil, me acordé y mucho.

Que Hierro y Villar acuerden renovar al seleccionador actual ahora no parece disparatado, pero sí precipitado. Y, sin querer abrir debates estériles, a los que en este país somos tan aficionados, la decisión irrita un poco cuando se la compara con los antecedentes inmediatos. Soy de los que piensa que en cualquier tipo de organización, sea esta empresarial, política o deportiva, han de fijarse unos criterios objetivos de evaluación y promoción del personal aplicables a todos por igual. De lo contrario se incurre en el pernicioso fenómeno del mamoneo. A esto somos también muy aficionados por estos lares. No sé si soy demasiado suspicaz, pero me viene a la mente aquella frase atribuida a Romanones: «En España no hay leyes, hay amigos y hay favores». No sé lo que sabría de fútbol este señor, pero desde luego el alma de los españoles la conocía bien. Vamos, que Villar y Hierro podían haberse esperado y la cosa olería un poco menos a chamusquina.

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2009

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031