Gracias, campeón

Gracias, campeón

Publicado por el Aug 5, 2014

Compartir

El faro de Tarrasa se apagó para España. La oscuridad que nos espera solo será soportable gracias al recuerdo de tantos años de luz y arte. Porque Xavi vino de una ciudad industrial, pero lo suyo han sido años de alta orfebrería. Aunque algo tuvo de industrial el juego del que ha sido emblema futbolístico de España: su fiabilidad. Cuántos kilómetros recorridos, cuántos pases buenos, cuántos huecos descubiertos en el fortín de la defensa rival. Nunca nadie hizo las cosas tan bien durante tanto tiempo. El corazón de Xavi ha sido incombustible como el motor diésel de un taxi marroquí, su genio un surtidor de emociones fuertes como el acelerador de un Ferrari.

Ahora, con 34 años, 133 partidos como internacional a sus espaldas y dos eurocopas y un mundial en sus palmarés, el señor Hernández se despide del equipo que pilotó en su más gloriosa aventura. Porque Villa marcó muchos goles y eso estuvo muy bien, Casillas evitó otros muchos y eso también fue estupendo, pero la clave, la clave de bóveda, el timonel de la nave, el que siempre se mantuvo firme en el castillo de proa cuando arreciaba la tempestad, el hombre que le dio sentido a todo… ese fue Xavi. Lo ha dicho Del Bosque: «Él era más importante que el propio seleccionador». Y tiene razón. Fue su predecesor, Luis Aragonés, el que se percató de que había darle al barcelonista los galones a los que su inmensa clase le hacía acreedor y con eso puso la primera piedra de la España archicampeona. Pero la trascendencia de este jugador monumental abarca mucho más que el ámbito nacional. Por algo la BBC abre a esta hora su sección de deportes con la noticia de su retirada de la selección.

El catalán encara ahora al calor de la «gent blaugrana» la recta final de una trayectoria que terminará sin el Balón de Oro, no porque a él le falte un ápice de merecimiento, sino porque ese es un premio mercadotécnico y lo de Xavi nunca fue la mercadotecnia ni el divismo. Lo suyo ha sido jugar al fútbol y eso no lo ha hecho nadie mejor en el último decenio. El culé ha sido el paradigma de una manera de entender el juego que ha sido la imperante durante varios lustros, el inventor del estilo de la escuela dominante, el hombre que encarnó un ideal del fútbol, el del toque y la posesión, ahora derrocado, pero que alcanzó cotas empíreas con su Barça y con su España. Termina una era que ha sido la era de Xavi, un futbolista de tal calibre que se convertirá en epónimo, un jugador de época. Gracias, campeón; gracias por todo.

 

Quizá también le interese: 

Xavi, paradigma centenario

El señor Hernández

Xavi era el hombre

 

En Twitter: @golmo

Compartir

Siguiente

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2014

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31