Gladiador Iniesta

Publicado por el jun 25, 2010

Compartir

iniesta.jpg

Iniesta es un tipo paliducho, un joven de aspecto frágil y tez cerúlea. Nadie diría que bajo esa estampa lánguida se esconde un gran campeón. Cuando Chile más apretaba, cuando desbordaban una y otra vez sus atacantes a los españoles a base de fulgurantes combinaciones, Iniesta, que además de un artista menudo es un competidor inusual, se incrustó entre las líneas de contención para, a base de fe y rigor táctico, comenzar a cimentar la victoria española.

Tiene suerte Andrés, porque entre sus compañeros figura un tal David Villa, un asesino inmisericorde, un delantero al que no le importa como vaya el partido, un depredador que no conoce la compasión y que, ante regalos como el de Bravo hoy, de primeras, con la zurda, desde su casa, no importa, coloca la bala entre ceja y ceja del contrario. Lo de Villa es mucho. 

Así, en torno a carácteres ganadores como los del asturiano y el manchego, la Selección recuperó su lógica de los últimos tiempos, la de la victoria, armando la moral además con un acicate nada desdeñable, el de haber sabido sufrir. Lo pasamos mal frente a Chile, muy mal. Pero en algún momento Andresito Iniesta decidió apretar los dientes. Ahí empezó España a rehacerse.

El otro puntal fue Busquets, el hombre invisible pero imprescindible de la medular de Del Bosque. Enorme partido del canterano barcelonista, sacrificado y diligente como siempre, particularmente eficaz hoy. Pero, que nadie se olvide, de nada habría servido el partido del barcelonista sin las letales apriciones de Villa e Iniesta. España no chutó mucho hoy al arco rival, pero a diferencia de los partidos anteriores, esta vez sí fue efectiva. La Roja aún no deslumbra y me sigue preocupando el estado físico general del equipo, pero reconozco una virtud que puede ser un buen flotador en tiempos que no son precisamente los más fastuosos, el respeto a la identidad propia. Lo primero que distingue a un campeón es la personalidad. España, aunque de momento no haya mostrado el perfil reluciente que exhibió en la Eurocopa, la tiene y la respeta.

En cuanto a Chile, me alegro de que se haya cumplido mi vaticinio de que Suiza no le ganaría a Honduras. Con la clasificación de los chilenos gana el fútbol. Su apuesta es más audaz y más hermosa que la de los fortachones helvéticos. Se merecía Suiza irse a casa. Son unos ratas que no juegan a nada. No creo que Brasil lo vaya a tener nada fácil en octavos. Portugal, seguro, tampoco.

 

 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031