Fernando Torres y el debate nominalista

Publicado por el Jun 12, 2012

Compartir

torres-buffon.jpg

Debates y más debates. Este es el país de los debates. Pierde el tiempo Rajoy cuando pide que no se caiga en debates nominalistas a cuenta del no rescate. Aquí hay que debatir. Aunque sea en bucle. Aunque sea entendiendo la opinión de uno más como un fortín a defender que un fruto del raciocinio. Ahora tocan el debate del 9, el que suscita Fernando Torres y ¬—está sí que es buena— el seleccionador Vicente del Bosque.

Solo hay algo que nos guste tanto en España como un buen debate huero y ruidoso: sacudir a los mejores, esperar a que yerren para acudir entonces con la guadaña de la crítica advenediza, esgrimir entonces el ya os decía yo cuando nadie había oído decir nada. Ha habido quien ha encontrado en el empate contra Italia el pretexto para atizarle al bueno de Del Bosque, con esa práctica periodística, tan extendida como indecente, de llamara al escándalo en la gruesa tipografía para poner sordina después en la letra pequeña. En fin, qué país. A veces se pregunta uno por qué lo quiere tanto

Quizá convenga sustraerse a la histeria injustificada que recorre la opinión futbolística tras la igualada ante los «azurri» y valorar las cosas en sus justos términos. El experimento del marqués no salió tan mal. Si se analizan las estadísticas del partido, España dominó todas las facetas del juego. Tuvo más la pelota y remató más. Durante la mayor parte del partido, se jugó como España quería. Claro que Italia tuvo opciones y Casillas tuvo que intervenir providencialmente. Es que son Italia, caramba. También Buffon tuvo trabajo. Nos lo ha recordado Iniesta, el mejor el domingo, que estos tíos han ganado cuatro mundiales. Con todo, si Torres no falla las dos claras que tuvo, España gana y los periódicos hablarían de Del Bosque como el inventor de una nueva e infalible táctica, la de jugar sin 9, que desarbola a nuestros rivales y anuncia una revolución futbolística.

Estos chicos nos tienen tan mal acostumbrados que subestimamos el valor de sus hazañas. Se nos olvida que esto es la Eurocopa y que, deseando batir a la campeona, hay 15 equipos de primer nivel, entre ellos alguno con el pedigrí de Italia. La innovación introducida por Del Bosque no funcionó mal. De hecho, Cesc marcó y el hombre en el que se confiaba para el plan B, Torres, alborotó el partido a favor de España saliendo del banquillo y tuvo dos oportunidades francas de echarse la victoria al morral. No pudo ser, porque igual que hubo un Del Bosque y un Torres, hubo un Prandelli y un Buffon. El seleccionador italiano no dispuso el tradicional «catenaccio», sino un repliegue escalonado y proporcional que no implicaba renunciar a amenazar a Casillas. Bien por él.

Luego está el asunto Torres. Yo soy de Torres. Queda dicho de antemano. Buffon le pudo en un mano a mano en el que demostró su mayor jerarquía, pero denostarle es un error. No es un delantero que marque muchos goles y no es ni mucho menos el más dotado para el remate ni para el control. La suya es una labor de zapa de la que en el pasado se benefició Villa y en esta Euro pueden aprovechar los chiquitajos de la media punta. Pese a tantos afiladores de guillotinas, sigue siendo un jugador válido, que, como España, no ha dicho su última palabra en el torneo. Lo veremos. Yo sigo creyendo.

Quizá también te interese:

Ay, Fernando

Torres o Negredo, la movilidad o el remate

Torres y la vieja perra ingrata

Italia, los reyes del caos

Torres is back

 

Sígueme en Twitter: @golmo

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2012

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031