España, bien pero…

Publicado por el mar 26, 2013

Compartir

Enfocaron las cámaras al palco y pudimos ver a Mariano Rajoy pasándole la mano por el hombro a Hollande como lo hacía Ambrosio de Spínola con el flamenco derrotado en el cuadro de Velázquez. Al son de clarines y trompetas podemos celebrar todos la toma de París y mañana los papeles volverán a elogiar a la campeona y al dogma del tiqui-taca.

Eso estará bien. La de hoy ha sido una gran victoria, en un magnífico marco y ante un rival que ha acreditado su entidad y su progresión. Pero que nadie se engañe, porque España volvió a mostrar los vicios que la están haciendo sufrir innecesariamente en esta fase de clasificación. Una vez más, como en la ida en el Calderón, o como en el Molinón ante Finlandia, el equipo perdió la ambición en cuanto marcó el primer gol. Esta noche, jugando contra uno menos, con un gol a favor y con Jesús Navas iluminado, nos hemos cansado de ver al sevillano llegar a la línea de fondo sin tener un solo rematador acompañándole.

El conservadurismo del equipo parece un reflejo grabado en lo más profundo de su subconsciente. Afortunadamente, hoy no lo condenó porque un Víctor Valdés enorme reivindicó su cuota de protagonismo en unas enciclopedias que ya no podrán hablar solo de Casillas.  Antes, el magisterio de Alonso había sujetado a la Roja. El de Tolosa se convirtió en el futbolista basilar del juego de España y sólo la falta de chispa de Villa, que todavía no es el que fue, impidió que alguno de sus pases en profundidad trazados con cartabón acabará sellando la superioridad de España en la primera parte.

Y esa es un palabra clave, la profundidad. La misma que aportó Monreal, un jugador que hoy se ha graduado y que ha entendido que en esto del fútbol, tan importante como entregar la pelota al pie de un compañero es hacer a ambos encontrarse en un espacio libre de rivales. Suyo fue el pase del gol a Pedro y suyo fue uno anterior a Xavi que el maestro desperdició porque este, quedó claro desde el principio, no era su día.

Queda el alivio, pues, por el resultado, pero también la inquietud por la cicatería del equipo, que renuncia al ataque cuando se pone por delante en el marcador. Estos tíos eran y son mejores que Ribery, Benzema y cualquier otro que se les ponga por delante y por eso no se entiende que con tanta frecuencia renuncien a sacarle partido a esta realidad. Mañana estaremos todos celebrando y pasado hablando del futuro de Mourinho, pero conviene que nadie se olvide de esto y de que la batalla por estar en Brasil no ha terminado. Seguro que Del Bosque no lo ha hecho. Llámenme aguafiestas si quieren pero yo creo que esto tenía que haber terminado 0-3.

 

Sígueme en Twitter: @golmo

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2013

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031