El oro y el barro, la miel y la caca

Publicado por el Jun 12, 2010

Compartir

Esta vida está hecha de contrastes y jerarquías, de sutilezas y rudezas. Está el registro artístico y está el industrial, el susurro sensual y el grito grosero, la morcilla de Burgos y el magret de pato, los Ferrari y los Skoda… ¿Que por qué digo esto?. Veréis, mientras yo experimiento en esta probeta balompédico-literaria y abuso de vuestra paciencia con textos de dudosa valía, hay quien pare verdaderas obras de arte. Es el caso de Manuel de la Fuente. Yo, alfarero de esto del periodismo, alumbro figurillas de barro que quizá, de tener algo, tengan algo de entrañables, pero él, maestro orfebre ya, nos regala cositas como esta. Lo mejor, para vosotros y para mí, es que amenaza con seguir haciéndolo mientras dure el Mundial.

Otra de las simas de las que me he percatado hoy es la existente entre el fútbol de la selección española y el que practican por otros lares. Después de una jornada inaugural en la que casi podríamos decir que lo más estimulante que hemos visto ha sido la foto de los muchachos de Del Bosque bajándose del avión en Sudáfrica en plan anuncio de Emidio Tucci, lo cierto es que me he sentido un privilegiado. Sudáfrica y México han jugado un partido noble y a cara descubierta, pero sin duda varios peldaños por debajo del nivel de los favoritos, incluida España claro. De lo de Francia y Uruguay mejor no hablar. Menudo coñazo de partido que se han marcado los unos y los otros. A la espera de debús más venturosos de otros candidatos, se confirma la impresión con la que hemos llegado a este mundial: que donde otros rebuznan, España declama; donde otros sudan, España perfuma; donde otros corren, España levita; donde otros sufren, España goza. Concluyendo, en metáfora más cruda, que lo que degustan por ahí es una caca y nuestro menú del día más modesto sabe a gloria, sabe dulce como la miel. Como el triunfo. ¿No se ha dicho siempre lo de las mieles del triunfo? La verdad, visto lo visto, y a riesgo de que la historia, tan cruel como imprevísible, se empeñe en desmentirme, no se atisba por ninguna parte la sombra que pueda eclipsar nuestro radiante sol. Al menos de momento.

 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31