Del Bosque le pone cordura al Balón de Oro

Publicado por el oct 23, 2012

Compartir

Tras el disgusto ante Francia en el Calderón, el calendario mete a la selección en la nevera, de la que solo saldrá para uno de esos viajes transoceánicos a los que se ha aficionado Villar y disputar un amistoso en Panamá. Mientras tanto, la vida de los seleccionadores, o más bien la cobertura que de ella hacen los medios, gira en torno a la votación del Balón de Oro.

Lo cierto es que este debate aburre ya. Que si Messi, que si Cristiano, que si Casillas… Unos y otros arriman el ascua a su sardina desde sus potentes altavoces mediáticos, atendiendo poco a criterios futbolísticos y mucho a lealtades viciadas y a cuestiones de baja política.

En tan manido debate, alimentado por los medios que viven del forofismo más irredento, se ha elevado la voz siempre atinada del seleccionador español, Vicente del Bosque. No disimula mucho el salmantino que él en el circo esté del Balón de Oro participa porque no le queda más remedio. 

La verdad es que, además de que se está envenenando por la egolatría de alguno de los candidatos, la cuestión del Balón de Oro es ontológicamente capciosa: ¿Quién es el mejor jugador del mundo? Buff, menuda pregunta. ¿Y dónde se define al mejor? ¿Es el mejor quién más goles marca? ¿Es que no influye en eso el juego del resto del equipo? ¿Por qué un crack como Messi brilla siempre más con el Barça de los jugones españoles que con la selección argentina? ¿No hay defensas que muestran un peso en el juego tan decisivo como el de los goleadores más acreditados? ¿No fue ese el caso de Sergio Ramos en la última Eurocopa?

Lo del Balón de Oro es que está mal parido. Los estadounidenses, nación admirable donde las haya y con una envidiable cultura deportiva, inventaron un concepto mucho más acertado, el de jugador más valioso. Enfocada así, sí cabría la discusión. Y así parece haberla enfocado el sabio Del Bosque, que ha establecido los tres parámetros  bajo los que decidirá su voto. 1: el reconocimiento individual del jugador. 2: el rendimiento colectivo en su club. 3: el ejemplo que da a los jóvenes.

Aunque eluda dar pistas sobre a quién votará y tenga poca fe en un formato que ignora toda la complejidad del fútbol, que es mucha, Del Bosque ha puesto algo de sensatez, esa cualidad que le sobra, en un debate que devenía histérico por momentos y lo ha hecho retornar a cauces deportivos. Ahí es nada. Sin embargo, lo ha hecho, como él mismo dijo, por «imperativo legal».

A mí, que no estoy sujeto a las obligaciones del cargo de seleccionador, me pasa con este premio lo que a Cela con el Cervantes antes de que se lo dieran a él. Hasta que no se lo den a Xavi Hernández seguiré pensando que está cubierto de mierda.

 

Sígueme en Twitter: @golmo

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2012

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031