Contra Inglaterra siempre es especial

Publicado por el Nov 8, 2011

Compartir

wembley_476_334.jpg

España juega contra Inglaterra y esos siempre son partidazos. Más prometedor se antoja el choque si encima tiene lugar en el mítico escenario de Wembley, aunque ya no sea en el de antes. Huele a partidazo. Los ingleses, que de esto de fútbol saben un rato, deben pensar lo mismo, porque se han lanzado como locos a comprar entradas para el amistoso del próximo sábado y no han dejado ni una. Aunque haga demasiado tiempo que no coronen ninguna cumbre, en gran medida porque siguen aferrados a una visión prístina del juego superada por la sofisticación actual, nadie puede discutir su gusto. Así que los chicos de Del Bosque llegarán a Londres como hace medio siglo llegaron los Beatles a Barajas, como estrellas admiradas y anheladas, con la diferencia de que, si aquí los jóvenes del flequillo y los pantalones de campana que se asomaban a los nodos esperaban aplaudir a la banda británica, allí en Londres a la orquesta de Del Bosque le espera un plantel de rubicundos y pugnaces futbolistas que, dirigidos por un italiano al que eso de la estética se le da una higa, pondrán todo de su parte por hacerles morder el polvo.

Se columbra que los «pross» llegan con algo más de motivación que los chicos de rojo. Juegan en casa contra el campeón del mundo, un plantel que a su posición actual en el trono del fútbol suma haber sido protagonista de lances históricos que han ido conformando una bien entendida y hermosa rivalidad. Los hitos son muchos. Desde el cruce en Brasil en 1950, con el histórico gol de Zarra, que la España franquista celebró como el triunfo sobre la «pérfida Albión», pasando por la tanda de penaltis que nos dejó fuera de la euro de 1996 o el golazo de Iniesta en Old Trafford en 2008. De todos, el más polémico fue el de las acusaciones de racista a Luis Aragonés. No les gustó a los británicos que un señor con pinta de camarero de bar de Lavapiés se permitiera hablar del trato dispensado a los negros en el sagrado imperio de la reina Victoria. No contento con eso, el bueno de Luis además les mojaba la oreja cada vez que tocaba medirse en el campo. No entendían los ingleses que el de Hortaleza en el banquillo era un profesional en su salsa pero en la sala de prensa un fierabrás resabiado.

Está claro que los ingleses nos cogerán con ganas. Por eso, es conveniente que España no se deje ir como ha hecho en los últimos amistosos contra rivales de entidad que han acabado en goleadas poco edificantes. Inglaterra y Portugal nos pasaron por encima y no puede ocurrir lo mismo en Wembley. Por una cuestión de prestigio, pero sobre todo porque los aficionados queremos que haya partido.

Para la cita, a la que seguirá un incómodo viaje a Costa Rica, Del Bosque recupera  a Iniesta y Cesc Fábregas, dos acreditados puntales del equipo que vuelven de sendas lesiones. También reaparecen Monreal, que no comparecía desde el amistoso en Argentina, y Jesús Navas. El que repite es el joven valencianista Jordi Alba, que parece consolidarse en la banda izquierda de la pizarra de Del Bosque. El seleccionador ha tenido que capear con las quejas de los clubes por la cesión de los internacionales, pero esto él integérrimo Vicente lo torea con el capote y sin despeinarse el bigote. El mensaje es: «Jugaremos contra una gran selección en un estadio extraordinario». O sea, que lo de Wembley es importante. 

 

Quizá también te interese:

«Excelencia, hemos vencido a la pérfida Albión»

 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2011

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31