Argentina 1978: Mucho más que el error de Cardeñosa

Publicado por el May 29, 2010

Compartir

Nada menos que 7 metros y pico tenía el bueno de Cardeñosa para reventar la pelota contra la red. Pero no fue capaz.  Sería que el césped estaba mal, que el balón iba dando botecitos, o serían quizá los nervios propios de un partido a vida o muerte contra Brasil. O que la bola le cayó a su pierna mala, a su derecha. A saber. El caso es que aquella clamorosa ocasión se fue al limbo y al pobre de Julio Cardeñosa le colgaron para siempre un inmerecido sambenito de patán.

Así es la historia. Muchas veces se escribe en base a momentos puntuales y se olvida de trayectorias y méritos fraguados durante años. Pocos, sólo los béticos más fieles, recuerdan al vallisoletano por toda una carrera de tardes de buen fútbol en Heliópolis. De lo que todo el mundo se acuerda es del pobre de Julio trastabillándose con el balón franco que el portentoso salto de Santillana y la deficiente salida del portero Leao le dejaron a los pies en aquella tarde de infausto recuerdo en Mar del Plata. Aquel tropiezo eclipsó para siempre cualquier otro legado futbolístico del “flaco” Cardeñosa.

Qué injusta que es Clío. Menos de diez metros separaban al flaco de marcar el gol de la victoria de España contra Brasil y cambiar para siempre el sino trágico de la Roja en los mundiales. Pero no, de entre los 734 centímetros de marco que tenía enfrente, fue el pobre a chutar justo a donde estaba el último defensor carioca. Y sin embargo va un loco como Cristóbal Colón, se lanza a la inmensidad de un océano ignoto, yendo a dar en lo que resulta ser un nuevo mundo, y mira qué había sitios dónde ir a dar, y nadie le reprocha que muriera convencido de la milonga de que aquello era la India. Por doquier se le erigen estatuas al tipo y diferentes patrias se disputan haberlo traído al mundo.

Por contra a él, al pobre del “flaco”, que estaba a muchas millas menos de la gloria que el errado marino, que se quedó sólo a un puntapié de convertirse en héroe, la historia le recordara por aquella cagada. Que me disculpe Julio, pero si el diccionario de la Academia soportara vídeos, donde la palabra cagada, se reproduciría el de aquella jugada.

Sin embargo, siendo como es la memoria histórica buena cosa, justo es recordar que el despropósito español en aquel Mundial de Argentina 78 venía de antes del partido contra Brasil y que tuvo muchos más culpables que un futbolista poco acostumbrado a envites de tan alto voltaje. La cosa venía torcida ya desde la concentración en La Martona. El seleccionador, la leyenda del barcelonismo, László Kubala, era zarandeado día sí día también por unos periodistas que no compartían sus decisiones. El clima estaba bastante enrarecido y la cosa no hizo sino agravarse cuando en su debut la Roja palmó de vergonzante modo por 2 a 1 frente a una débil selección austríaca. Se acababa de morir Bernabéu y debía de ser eso mucho morirse para nuestros internacionales, que compitieron aquel día con plomo en las botas. Al día siguiente, los periódicos cargaron contra Kubala por haber sustituido en el descanso al único jugador español que estaba mostrando algo de calidad sobre el césped… sí: Cardeñosa. Fue en esa derrota donde se sembró la eliminación de España. El empate a cero contra Brasil que el pobre de Cardeñosa no acertó a romper y la victoria por 1-0 frente a Suecia en la última jornada reportaron capital insuficiente para recuperar las pérdidas del primer día frente a los austríacos.

En realidad, en aquel equipo de mediocres entregados, Cardeñosa era de los más dotados técnicamente. Aquella selección había demostrado en Belgrado tener muchos huevos, pero el progreso le ha enseñado a los deportistas españoles que, siendo esto de los huevos atributo no desdeñable, para vencer, además de la entrepierna, hay que tener bien poblada la cabeza. Como muestra un botón: Poco antes de arrancar la competición, ABC informaba a sus lectores de que el jugador español con más proyección internacional era Migueli. Hombre, visto así, estarán conmigo en que a aquel equipo no se le podía pedir mucho más. 

Compartir

ABC.es

La nariz de Tassotti © DIARIO ABC, S.L. 2010

Recuerda el pasado, disfruta el presente y sueña el futuro de la Roja con ABC.esMás sobre «La nariz de Tassotti»

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31