El quidditch cobra vida más allá de Harry Potter

El quidditch cobra vida más allá de Harry Potter

Publicado por el Jul 20, 2014

Compartir

El juego más aburrido que ha visto el mundo del cine (al menos que yo recuerde) tiene una versión en el mundo real. El quidditch, esa especie de hockey-balonmano sobre escobas que ocupaba las tardes deportivas de Gryffindor, también puede ser jugado por personas sin habilidades especialmente mágicas.

Y es que no hace falta estar matriculado en la escuela de magos como Harry Potter para demostrar las habilidades deportivas a lomos de una escoba.

Harry-Potter-Quidditch

La principal diferencia entre el quidditch real (también conocido como muggle quidditch) y el de las películas es que, obviamente, sus jugadores no vuelan. Algunos siguen llevando la escoba entre las piernas, por aquello del romanticismo de los orígenes, pero parece que en las competiciones oficiales la tendencia es a sustituirlo por un simple palo de madera o plástico. Aunque obviamente se pierda la vistosidad de estas imágenes.

quidditch-1

Por lo demás, las reglas se han ido definiendo año a año y podéis leerlas aquí (en inglés), algo de lo que se encarga la International Quidditch Association (IQA), un organismo con pinta bastante seria y que han copado los norteamericanos. Son ellos los que llevan la voz cantante a todo esto en cuanto a profesionalización y equipamientos, con estructura envidiable y un logo que recuerda poderosalmente al de la NBA.

En España también tenemos equipos, aunque menos y un tanto amateurs: si nos fijamos en el conjunto de Barcelona veremos que practican el quidditch al más puro estilo Harry Potter. Con gafas (podéis ver aquí un vídeo de sus entrenamientos).

quidditch-2

Hace unos días se celebró en Vermont (EE.UU.) la tercera reunión anual de la Asociación de Quidditch y el evento llegó incluso a ser reflejado en los medios de comunicación. Curiosamente, sus impulsores reniegan cada vez más de las referencias al mundo de J.K. Rowling del que proceden y apuestan por dotarse de unas estructuras y apariencias profesionales.

No sabemos si la cosa llegará a mayores y podremos ver el quidditch como deporte olímpico dentro de unas décadas. El tiempo dirá si esta curiosa disciplina deportiva y si sus jugadores seguirán practicándolo dentro de 50 años, cuando Harry Potter sea solo un recuerdo del pasado.

Compartir

ABC.es

Montaje del director © DIARIO ABC, S.L. 2014

La cara B de las películas, de las entrevistas a los actores, lo que pasaba detrás de la cámara mientras el director no miraba… chascarrillos de cine. También en versión Twitter @montajedirecto Más sobre «Montaje del director»

Categorías
Etiquetas