¿Cuándo caduca un spoiler?

¿Cuándo caduca un spoiler?

Publicado por el jun 14, 2014

Compartir

nota: este post NO contiene spoilers (salvo la foto)

A la hora de escribir noticias y críticas sobre cine y televisión, en la redacción surge siempre la misma duda: ¿podemos contar tal o cual dato clave de esta película? ¿tienen fecha de caducidad o el veto sobre su giro clave pervive en el tiempo? Es decir… ¿se puede hablar ya abiertamente de que Darth Vader era el xxxx de Luke Skywalker? ¿Y de que Bruce Willis estaba xxxxx desde el principio?

Las respuestas son siempre diversas y depende de las circunstancias en muchas ocasiones. Aunque, en internet, cuando quedan dudas siempre solemos acompañar las informaciones con un párrafo inicial avisando de la presencia de spoilers en el texto. Pero al final tenemos que seguir un código para ver lo que escribimos y lo que no.

Después de mucho darle vueltas al coco y de conversaciones con otros periodistas, hemos llegado a la conclusión de que para saber si puedes soltar un spoiler a otra persona (acto conocido popularmente como spoilear vivo a alguien) has de tener en cuenta los siguientes factores:

1. Si la película está aún en cartelera o la serie se encuentra en emisión. El spoiler recién salido del horno está demasiado crujiente como para decirlo sin más, así que hay que tener especial cuidado con los de este tipo. Al  contrario, las películas estrenadas hace 50 años son susceptibles de ser destripadas con menos reproches. Ejemplo: contar quién ha muerto en el último capítulo de ‘Juego de tronoste puede generar odios eternos.

2. Si se trata de un éxito mundial o una obra de ficción desconocida. Cuando todo el mundo conoce un giro clave en una película, entendemos que el que no lo sabe aún lo desconoce por desinterés con el séptimo arte. Ejemplo: contar qué pasaba en ‘Avatar’ o cómo acaba ‘La bella y la bestia’ será visto con benevolencia por nuestro interlocutor.

3. La edad del que recibe el spoiler. Ser adolescente no significa tener que comerte todos los spoilers previos a tu nacimiento, así que siempre hay que tener especial consideración con las jóvenes generaciones a la hora de destripar películas. Ejemplo: mejor que no sepan qué es lo que sucede cuando se abre el Arca de la alianza en Indiana Jones.

4. El peso del spoiler en el efecto final de la película. Las filmaciones en las que el giro final es clave, tanto que en él reside parte de su valía, deberían ser preservadas de los cuentapelículas, prácticamente. Ejemplo: mejor no hablar demasiado de títulos como ‘Los otros’ o ‘El sexto sentido’.

5. Que todos los spoilers joden. La última pero no menos importante máxima: a nadie le gusta que le cuenten el final, salvo que lo pida expresamente. Así que, si se puede evitar, conviene no irse de la lengua en todos los casos.

Compartir

ABC.es

Montaje del director © DIARIO ABC, S.L. 2014

La cara B de las películas, de las entrevistas a los actores, lo que pasaba detrás de la cámara mientras el director no miraba… chascarrillos de cine. También en versión Twitter @montajedirecto Más sobre «Montaje del director»

Categorías
Etiquetas