Lo de aquí y lo de allí

Lo de aquí y lo de allí

Publicado por el feb 16, 2015

Compartir

La excusa de: “yo no veo ficción española porque es mala” ya no sirve. Últimamente hay un cambio de tendencia en la realización de series en nuestro país. Es cierto que aún nos queda mucho por aprender si nos comparamos con el Reino Unido, donde son capaces de crear series minoritarias que llegan a tener audiencia altísimas y críticas muy positivas.

El mayor problema de lo de aquí es que no se trata como lo de allí. Algunos grupos de cadenas de televisión, como Mediaset, no dejan a los creadores de las series hacer lo que ellos saben hacer mejor, lo que hace que haya batacazos como Alatriste. Afortunadamente, al menos Mediaset no engaña. No comulgo con su forma de hacer ficción ni con el trato a los creadores, pero el que trabaja ahí sabe a lo que se debe atener.

Dentro de Atresmedia, Antena 3 intenta crear una marca con series de calidad. Velvet o El Tiempo Entre Costuras son dos claros ejemplos de ello. El casting de las series deja mucho que desear en muchas ocasiones y continúa el problema de la larga duración de los capítulos; sin embargo, estas series han marcado un camino que parece que al público le gusta y al sector más crítico también.

 

Lo que cuesta entender en todo el mundo de la ficción propia es el caso de la televisión pública. En teoría, Televisión Española no tendría que preocuparse de las audiencias para sustentarse y debería ofrecer un buen servicio público, y no actuar como si de una cadena privada se tratase.

El caso más sangrante es Víctor Ros. La serie de seis capítulos, creada por Javier Olivares y su equipo, y basada en las novelas de Jerónimo Tristante no podía tener peor trato por parte del canal público.

 

Víctor Ros se ha mantenido casi dos años en la nevera de TVE antes de emitirse. Además, estuvo disponible bajo suscripción en Movistar TV para quien quisiera verla desde hace ya mucho tiempo.

El colmo de los despropósitos ha sido que, cuando al fin decidieron estrenarla en el canal, simultáneamente lanzaron a la venta  los DVD con la serie completa antes de su emisión.

Víctor Ros, aunque ha tenido unas audiencias no demasiado altas – sin contar las reproducciones online de la web de TVE –, han sido lo suficientemente estables como para demostrar que había un público fiel.

Las críticas positivas, incluidas las de otros países donde se ha vendido la serie, y la audiencia estable, podrían considerarse indicios suficientes como para pensar que se renovara; pero, no.

 

No voy a entrar en los motivos por los que se renueva o no una serie. Ni los sé, ni quiero conocerlos. Sin embargo, como espectador y crítico de televisión, afirmo que Víctor Ros merecía una renovación o, al menos, un trato mejor.

 

¿Por qué se anuncia su no renovación a falta de la emisión de su último y probablemente mejor episodio?

¿Por qué se publicita ese último episodio con spoilers de la trama que deberían quedarse ocultos para sorprender al espectador?

¿Por qué se pone a la venta el DVD de la serie antes de terminar su emisión?

 

Estas y otras preguntas son las que me hago tras ver cómo una serie que intenta cambiar las reglas del juego televisivo en España es maltratada por un canal que debería cuidar más sus productos y que debería marcar la diferencia.

Compartir

ABC.es

Abc.es veo tele © DIARIO ABC, S.L. 2015

Un lugar donde informarte de las novedades televisivas de aquí y de allá. Desde los programas más interesantes a las series punteras. Novedades y clásicos serán analizados desde otro punto de vista.Más sobre «Abc.es veo tele»

Categorías
Etiquetas
twitter: @abcesveotv
Calendario
febrero 2015
L M X J V S D
« ene   abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728