El día en que sí pudieron

Publicado por el feb 5, 2015

Compartir

vacio-uno-ludmila--644x362

El seis de diciembre de 1998 el chavismo se alzaba con el poder en Venezuela a través de unas elecciones que le otorgaban una holgada mayoría. En aquel momento, aunque Chávez manifestaba que no era socialista, que cuando fuera presidente no iba a expropiar empresas, que respetaría las instituciones, los pactos y la libertad de expresión, lo cierto es que sólo se engañaban los que deseaban engañarse. Porque quien vertía esas afirmaciones no era otro que ese militar que había pretendido tomar el poder, seis años antes, a través una sangrienta intentona de golpe de Estado.

En la campaña electoral de aquellas elecciones presidenciales no fueron pocos los medios de comunicación, empresarios y artistas que, hartos del sistema político vigente, se esnobizaron con el fenómeno y le otorgaron un respaldo que abocó a Venezuela a sufrir una pesadilla de la que todavía hoy no se puede despertar.

Ese día, ese 6 de diciembre de 1998, los chavistas pudieron.

Es importante destacar más de quince años después de esos comicios  que el caudillo y su sequito populista no sorprendieron a la sociedad llegando por su ángulo ciego. Se los veía venir desde muy lejos.  Sin embargo, hay momentos en que una sociedad decide inhibirse temerariamente en asuntos de gran trascendencia, como si se tratara de la travesura adolescente.

En política los dirigentes no representan solamente aquello que declaran, sino que sus credenciales están marcadas por sus acciones. Chávez era un golpista y todo el mundo lo sabía. Aunque podía hablar de una tercera vía o decir que no era socialista, y manifestar que el paradigma izquierda – derecha estaba superado, aunque podía hablar de casta, de los de abajo y los de arriba o mostrar una cara amable al final de la campaña, lo cierto es que había dejado suficientes indicios de que no encarnaba un proyecto reformista.

Así las cosas, el balance de los chavistas en el poder es un desastre sin paliativos. El chavismo-madurismo ha demostrado una incompetencia manifiesta para gobernar en todos los órdenes de la vida pública, especialmente en la economía y en la seguridad.

Las bandas delictivas afines al Gobierno tienen patente de corso para matar. Se ha constituido un régimen de terror que se alimenta del resentimiento y de la envidia igualitaria para dar barra libre al crimen y la violencia.

Venezuela es el país más violento del planeta, con una economía descontrolada, una inflación galopante y un desabastecimiento que alcanza a los productos de primera necesidad. Un auténtico desastre. Los chavistas y sus aliados internacionales son responsables de que Venezuela figure en los últimos lugares de todos los indicadores que miden los componentes esenciales de la democracia y el Estado de Derecho: seguridad jurídica, libertad de expresión, poder judicial independiente o separación de poderes.

El comandante Chávez ocultó arteramente durante aquella campaña electoral tanto su pasado golpista como su auténtica ideología marxista. Para ello contó con la complicidad de una parte de la población a la que deslumbró apelando a una emotividad de carácter frívolo, hoy la historia se repite y algunos populistas se vuelven a disfrazar de lo que no son y se presentan ante sus sociedades como algo “nuevo”.

No son nuevos. Tienen trayectoria política, en concreto, han sido cómplices de la Venezuela de Chávez. Hete aquí el dilema: negar su pasado los llevaría a incurrir en un doble rasero intolerable, pues ¿acaso la revolución violenta es para los sudamericanos, y la social democracia queda reservada para los europeos y sus tertulias políticas? En cambio, si asumieran su dilatada trayectoria política al servicio del chavismo se condenarían a enfrentarse al espejo que refleja sus auténticas intenciones, marcadas por el fracaso y un coste político que hoy no quieren asumir.

Compartir

ABC.es

Momento Americano © DIARIO ABC, S.L. 2015

Un espacio para la actualidad Latinoamericana. Relatos que mantienen el vínculo entre las dos orillas del Atlántico combinando análisis con información.Más sobre «Momento Americano»

Categorías
Etiquetas
febrero 2015
L M X J V S D
« ene   mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728