Comunidad Iberoamericana: Un impulso a la movilidad del talento

Publicado por el dic 12, 2014

Compartir

resizer

La Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Veracruz, México, destacó por el fuerte respaldo otorgado a la nueva secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, así como por la constatación del prestigio y solvencia que proyecta el Rey Felipe VI en la región. La Secretaria General Grynspan se distinguió por su visión estratégica y pragmática, al lograr centrar el debate en cuestiones concretas y útiles para una agenda eminentemente propositiva para la Comunidad Iberoamericana. Por su parte, el Rey demostró el inquebrantable compromiso de España con América Latina e hizo gala de su amplio conocimiento sobre la región.

Los Gobiernos de España y México, a través sus respectivos equipos y responsables de asuntos para Iberoamérica, también dejaron constancia del gran esfuerzo que realizaron durante este año para imprimir un nuevo impulso a unas Cumbres  Iberoamericanas que no estaban pasando por su mejor momento, y que, con un nuevo esquema y dotándolas de contenidos concretos, seguramente se verán revitalizadas.

Tanto el Encuentro Empresarial del fin de semana, que reunió a representantes de centenares de las cada vez más pujantes empresas multiberomericanas  y que precedió a la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno , como las sesiones plenarias de los mandatarios celebradas entre el 8 y  el 9 de diciembre se caracterizaron por plantear  propuestas concretas.

Precisamente, uno de los requisitos necesarios para revitalizar las cumbres era dotar a éstas de contenidos viables y útiles, y ese objetivo se ha cumplido plenamente. En las sesiones no se desvirtuó el debate con retórica estéril sino que se logró centrar el diálogo sobre las cuestiones previstas: cultura, educación e innovación.

En esta Cumbre se consiguió incorporar en la agenda iberoamericana un tema decisivo para la integración de la Comunidad Iberoamericana en general y para sus jóvenes, sus empresas en particular: la movilidad del talento. Se fomentó un impulso a la movilidad en forma de medidas y propuestas encaminadas a facilitar la circulación de estudiantes, investigadores, profesores, trabajadores en prácticas y personal cualificado.

Entre las recomendaciones más destacadas se pueden subrayar las siguientes:

En primer lugar, el requerimiento de los mandatarios a la Secretaría General para que promueva una “Alianza para la Movilidad Académica”, de adhesión voluntaria, que permita impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores en el espacio iberoamericano.

En segundo término, el mandato a la Secretaría General Iberoamericana para que estudie la viabilidad de un Convenio-Marco Iberoamericano, también de participación voluntaria, que permita impulsar dentro del Espacio Iberoamericano

  • la facilitación de prácticas y pasantías de estudios en empresas iberoamericanas en cualquiera de sus sedes dentro del Espacio Iberoamericano para que amplíen las oportunidades de capacitación laboral para los jóvenes iberoamericanos;
  • la movilidad intraempresarial de directivos y trabajadores; la movilidad de profesionales titulados e investigadores,
  • la movilidad de inversores y emprendedores; poniendo énfasis en las mejores vías de remover obstáculos a esa movilidad, sean de índole migratoria, profesional o educativa, incluyendo el reconocimiento de títulos.

La incorporación del fomento de la movilidad representa un objetivo inaplazable: primero, porque América Latina es un continente joven, con un gran potencial demográfico y que en las últimas décadas ha vivido una auténtica revolución en materia educativa. Hoy, dos de cada tres estudiantes son primera generación de estudiantes universitarios. Al mismo tiempo, mientras que en 1950 los estudiantes matriculados en centros de educación superior no alcanzaban los 300.000, hoy superan los 15 millones. Sin embargo, y a pesar de estos logros, la región se enfrenta a un deficiente desempeño productivo.

Además porque los países del mundo que más han progresado en cuanto a capital humano son aquellos que han podido transformar la inversión en educación y capacitación en una fuerza laboral cualificada, aunque son pocos los países de América Latina que se encuentran entre las naciones que han alcanzado este objetivo. De hecho, el treinta por ciento de las empresas de América Latina y el Caribe identifica la ausencia de una buena capacitación como la barrera más importante para su mejor funcionamiento y como un obstáculo grave para la innovación

Y por último, porque la movilidad del talento beneficia a todos, tanto al país de origen como al país receptor del talento. Las sociedades receptoras del migrante, además de recibir una contribución valiosa  a sus economías, adquieren activos intangibles pero igualmente beneficiosos para las fuerzas productivas: habilidades de innovación, técnicas novedosas o nuevas y mejores prácticas. Asimismo,  para el país emisor de talento la movilidad también reporta beneficios que van mucho más allá de las remesas, pues recibe información sobre nichos de mercado, otorga a sus migrantes mayores posibilidades de acceso al empleo en el retorno y fomenta la familiarización con culturas empresariales diferentes.

Ahora, es necesario redoblar los esfuerzos para lograr que los contenidos de la “Declaración de Veracruz” se conviertan en una realidad que potencie el capital humano iberoamericano para lograr así una mayor competitividad que, en definitiva, redunde en beneficio de todos los ciudadanos de Iberoamérica.

Compartir

ABC.es

Momento Americano © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un espacio para la actualidad Latinoamericana. Relatos que mantienen el vínculo entre las dos orillas del Atlántico combinando análisis con información.Más sobre «Momento Americano»

Categorías
Etiquetas
diciembre 2014
L M X J V S D
« nov   ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031