Mercosur y Alianza del Pacífico: señales de acercamiento

Publicado por el sep 19, 2014

Compartir

america_latina (1)

 

Generalizar en una región dónde cada país representa un mundo diferente puede llevarnos a incurrir en inexactitudes. Sin embargo, podemos analizar, sin temor a equivocarnos, que dos procesos de integración han marcado al menos las dos tendencias, visiones y prácticas de los gobiernos de la región con respecto al funcionamiento de los procesos de integración; y al modelo de inserción en la geopolítica mundial, especialmente en lo relativo a la economía global.

Por un lado, los países de la Alianza del Pacífico, por ahora México, Colombia, Perú y Chile, representan una población conjunta de más de 200 millones de personas, la mitad de las exportaciones de la región, dos billones de dólares de PIB, un Producto Interno Bruto combinado que ocuparía el octavo lugar en la clasificación de las economías más grandes del mundo y que representa el 35 % del PIB latinoamericano. Los países de la Alianza del pacífico caminan firmes y juntos por una senda en la que se privilegia el pragmatismo funcional, la integración comercial y financiera y la libertad de bienes, servicios y personas. Sin embargo, quizá el dato más relevante es que los miembros de la Alianza del Pacífico son aquellos gobiernos de la región que representan los valores más atlánticos y los que apuestan por insertarse en la economía mundial y al fenómeno de la globalización sin complejos.

Por otro lado se encuentra el Mercosur que fue fundado en 1991 con objetivos ambiciosos por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, a los que posteriormente se unió Venezuela y Bolivia. Brasil, Argentina, Venezuela, Bolivia, Uruguay y Paraguay, ­­países miembros del Mercosur, no han podido fomentar auténticos procesos de aperturas comerciales con las principales economías del planeta. Este fenómeno se contempla cuando nos detenemos a observar el siguiente dato: los países que forman parte de de la Alianza del Pacífico han celebrado acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea y también dos de ellos (Chile y Perú) con China, mientras que Brasil, el gigante del Mercosur, en contraste no lo tiene con ninguno de ellos

Las diversas maneras de enmarcarse en el escenario internacional tienen consecuencias ineludibles. Mientras que los analistas esperan en la Alianza del Pacífico un crecimiento cercano al 3,3% en 2014 y al 4% en 2015, el del Mercosur, representa menos de la mitad con 1,1% este año y 1,5% para el año que viene. Además los países de la Alianza cuentan con “un colchón” más consistente frente a la desaceleración que pueden desencadenar dos riesgos globales que acechan a la región en materia económica: la retirada del estímulo por parte de la Reserva Federal o el freno de la economía china. Los tipos de cambio más flexibles, el menor endeudamiento, el músculo de haber practicado políticas contracíclicas y la cantidad de reservas, constituyen una barrera de contención más potente de los países de la Alianza que la de los países del Mercosur.

Sin embargo la situación política podría dar cierto giro que beneficie a toda la región, tendiendo puentes entre los dos bloques. En los próximos meses se celebrarán elecciones presidenciales en Brasil, Uruguay y Bolivia, y el año que viene en Argentina. Frente a resultados que parecían claros, han aparecido nuevos actores que no solo han movido el tablero electoral sino las perspectivas en política exterior.

Más de 250 de los 600 millones de ciudadanos que habitan la región tendrán elecciones presidenciales en sus respectivos países. En el Brasil la primera vuelta se llevará a cabo el 5 de octubre y la segunda está programada para el 26 del mismo mes. Frente al rechazo que viene mostrando Dilma Rousseff  y el Partido de los Trabajadores con respecto a la Alianza del Pacífico, destaca la postura favorable de Marina Silva y Aécio Neves.

Marina Silva, con posibilidades de éxito en las encuestas para el ballottage, ha manifestado que si gana habrá un cambio de rumbo en la política exterior de su país, flexibilizando las reglas del Mercosur para poder realizar acuerdos bilaterales con otros actores como la Unión Europea, sin necesidad de actuar en bloque. Aecio Neves, tercero en las encuestas, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y el candidato que posiblemente apoye de manera directa a Marina Silva en segunda vuelta, apoya la inclusión de Brasil en la alianza del Pacífico.

En Uruguay, se celebran elecciones el 26 de octubre (primera vuelta) y 30 de noviembre (segunda vuelta). Luis Lacalle Pou es la figura política en ascenso, una revelación que estrechando las encuestas ha logrado generar un auténtico torbellino político en el tablero electoral charrúa al poner contra las cuerdas al Frente Amplio -que hasta hace unos meses daba por descontada su vitoria- se muestra partidario a profundizar vínculos con la Alianza Pacifico a través de los Acuerdos de Complementación Económica existentes.

En Bolivia no se esperan cambios y se vaticina un triunfo del actual presidente. En Argentina todo parece indicar que asistimos a un fin de ciclo kirchnerista y que quien sea el próximo presidente de la República, bien Sergio Massa o bien Mauricio Macri, cambiará el rumbo de la política exterior ajustando las velas en la línea de los vientos de la globalización.

Más allá de los resultados que se puedan dar, lo relevante es que han emergido fuerzas y figuras políticas competitivas y con opciones que han puesto el tema sobre la mesa.

Aunque lograr una fusión en un bloque único que reúna a los dos procesos que representan más del 90 por ciento del PIB de la región hoy es un imposible por la propia arquitectura jurídica –institucional de ambos, generar acercamientos y trabajos en cuestiones concretas, no lo es.

Por un lado Los cancilleres del Mercosur y de la Alianza del Pacífico se reunirán el 24 de noviembre en Santiago de Chile, para explorar los caminos de integración entre los dos bloques.

Asimismo, la Comunidad Iberoamericana de Naciones es una instancia que puede ayudar mucho para unir sensibilidades políticas diversas en proyectos sugestivos comunes. En ese sentido, en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Veracruz el mes de diciembre y en el encuentro entre CELAC y la Unión Europea que se llevará a cabo en junio de 2015 en Bruselas, estarán juntos mandatarios de ambos bloques que podrán comenzar a impulsar trabajos mancomunados que favorezcan a la tan ansiada integración.

Compartir

ABC.es

Momento Americano © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un espacio para la actualidad Latinoamericana. Relatos que mantienen el vínculo entre las dos orillas del Atlántico combinando análisis con información.Más sobre «Momento Americano»

Categorías
Etiquetas
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago   oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930