La elecciones europeas y América Latina

Publicado por el may 13, 2014

Compartir

En España las elecciones al Parlamento Europeo se celebrarán el domingo 25 de mayo de 2014. El Parlamento Europeo es el único organismo de la UE directamente elegido por sufragio universal directo y una de las mayores asambleas democráticas del mundo. Sus 751 miembros representan a los 500 millones de ciudadanos de la UE. Son elegidos cada cinco años por los votantes de los 28 Estados miembros.

La nueva posición preeminente de América Latina en el concierto internacional, y el fortalecimiento de los lazos comerciales de esta región con el Pacífico, han llevado a muchos analistas a sostener que en este nuevo escenario la Unión Europea ha perdido peso y relevancia en la región.

Sin embargo, los datos continúan avalando el protagonismo de la UE en América Latina y refutan estas conclusiones. La Unión Europea ha alcanzado una cantidad importante de acuerdos con países y grupos de países latinoamericanos en la última legislatura europea, entre los que se cuentan los Acuerdos de Asociación con Chile y México, las asociaciones estratégicas que se han establecido con Brasil y México, y el acuerdo de Asociación con Centroamérica, así como un Acuerdo de Libre Comercio con Perú y Colombia. Asimismo, la UE es el segundo socio comercial  de la región. El comercio de bienes se ha más que duplicado en la década 2000- 2010, hasta 202 mil millones de euros (6,3% del comercio total de la UE y el 13% del comercio de Latinoamérica y Caribe).

La UE sigue siendo el principal inversor extranjero en la región (incluido el Caribe), lo que representa 385 mil millones de euros de inversión extranjera directa (IED) en el comienzo de esta década, o lo que es lo mismo, el 43% de la IED total en América Latina. La Inversión de la UE en la región es mayor que la destinada a Rusia, China e India. Durante la primera década de este siglo, la UE también ha apoyado los exitosos esfuerzos de la región para reducir la pobreza y la desigualdad social, destinando 2700 millones de euros en ayudas en el marco del Instrumento de Cooperación al Desarrollo para América Latina 2007-13.

En la Eurocámara se negocian los acuerdos comerciales, los presupuestos de cooperación y ayuda al desarrollo, los diálogos con los parlamentos latinoamericanos, las delegaciones para las relaciones exteriores a nivel gubernamental y los diálogos sobre derechos humanos estipulados en los diversos acuerdos con los socios latinoamericanos.

Si en este periodo legislativo (2009-2014) se aprobaron grandes acuerdos para el siguiente se espera concluir el tratado con Ecuador y con Mercosur, así como una modernización de los acuerdos con México y Chile. Asimismo, aunque en la última legislatura se decidió que los países de renta media fueran excluidos de la cooperación bilateral europea, la presión ejercida por el Parlamento Europeo logró que se mantuviera esta cooperación con los países andinos.

La próxima legislatura europea obligará a la política de Europa en general, y la española en particular, a prestar especial atención a cuestiones relevantes de América Latina.

El avance vigoroso de la Alianza del Pacífico, la nueva dirección que parece adoptar la UE hacia el régimen cubano, la incorporación de las economías latinoamericanas en la puesta en marcha del acuerdo UE–América (Transatlantic Trade and Investment Partnership) la señales de agotamiento regional del modelo populista propio del bloque ALBA, el notable crecimiento de inversiones que se prevé en Brasil hasta 2016, el proceso de reformas que está llevando a cabo México y el acuerdo entre la UE y Mercosur serán cuestiones clave en la próxima legislatura europea. Por último, aunque no por ello menos importante, el Parlamento Europeo deberá consolidarse como foro donde puedan dejarse oír aquellos ciudadanos latinoamericanos que ven conculcados sus derechos y libertades fundamentales, con especial atención al caso de Venezuela.

No me gustaría finalizar sin destacar una idea que considero fundamental y que no es otra que el importante papel que pueden desempeñar en esta legislatura Portugal y España, dos de los Estados europeos que forman parte de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Cuando en España hablamos del vínculo Atlántico designamos un espacio político triangular constituido por Europa, los EEUU y América Latina. Sin embargo, cuando en el mundo lusófono se habla en términos políticos de la triangulación atlántica se está aludiendo a Europa, América Latina y a África. Quizá haya llegado la hora de que quienes formamos parte de la comunidad de valores atlánticos aunemos esfuerzos para integrar ambos triángulos y constituir así un espacio atlántico cuadrangular que ofrecería inmensas posibilidades en términos geoestratégicos y económicos. Un espacio que es poderoso por historia, por valores, por cultura y por recursos, tanto naturales como demográficos. Se trataría de un vínculo cuadrangular, atlántico, que entre Europa, EEUU, América Latina y África reúne a más de cien países y en el que genera más del 60 por ciento del PIB mundial.

Esta proyección atlántica cuadrangular fortalecería al todo y a las partes, y conferiría a Europa una voz protagonista en un mundo crecientemente complejo y multipolar.

Compartir

ABC.es

Momento Americano © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un espacio para la actualidad Latinoamericana. Relatos que mantienen el vínculo entre las dos orillas del Atlántico combinando análisis con información.Más sobre «Momento Americano»

Categorías
Etiquetas
mayo 2014
L M X J V S D
« abr   jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031