Los chicos de oro serbios

Publicado por el sep 13, 2014

Compartir

 

images bal

La merecida victoria de la selección serbia de baloncesto en el partido de semifinales contra Francia y su clasificación para la lucha por el oro contra  los EEUU, me recuerda a mi infancia. En los años setenta,  todos los niños nos sabíamos de memoria los nombres de los chicos de oro del baloncesto yugoslavo que arrasaba en los campeonatos europeos y mundiales (Cosic, Salvnic, Dalipagic, Delibasic, Kicanovic). A todos se nos ponía pelo de punta al ver la bandera yugoslava alzándose, mientras en el podio los  jugadores, con lagrimas en los ojos,  cantaban el himno “Hey sloveni” (Hey eslavos). Si algo echo de menos de la antigua Yugoslavia, es esto. La emoción que te da la sensación de que podemos ser los mejores en algo.  Todavía me sé el himno yugoslavo y los nombres del equipo de Dalipagic.

La victoria serbia de ayer  representa la misma tradición deportiva y  el mismo espíritu de victoria y de lucha que demostraban los yugoslavos en los años setenta. Más allá de la satisfacción deportiva,  está lo de siempre: que un país pequeño con recursos muy limitados, con una pésima imagen (por ser un país comunista o nacionalista) puede ser grande. Renuncié la nacionalidad serbia para convertirme en española; no sé la letra del himno serbio; tengo un hijo que dice ser “un tercio serbio” (“Soy un tercio vasco, un tercio serbio y un tercio madrileño”, afirma).  Pero, sí, ayer me aprendí los nombres de los jugadores (Teodosic, Markovic, Krstic, Raduljica, Jovic, Bjelica, Bogdanovic), porque han hecho historia.

 

 

Compartir

ABC.es

Mira telescópica © DIARIO ABC, S.L. 2014

Análisis y enfoques de Política Internacional Más sobre «Mira telescópica»

Categorías
Etiquetas
septiembre 2014
L M X J V S D
« jul    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930