Empresarios y bachilleres

Publicado por el Sep 6, 2017

Compartir

Bajo este título y el sugestivo añadido de “La imagen del empresario en los libros de texto”, el Círculo de Empresarios ha lanzado un libro que no solo analiza el tratamiento de los temas empresariales y de emprendimiento en los programas actuales de Bachillerato, sino que también se atreve a hacer recomendaciones muy certeras sobre cómo podrían mejorarse. El libro está escrito por tres eminentes profesores de Economía, con una larga y brillante trayectoria académica e investigadora, y no ajena al mundo de la empresa. Por su parte, el Círculo de Empresarios ha ido enriqueciendo de manera muy significativa su original misión de foro empresarial con pretensiones de Think Tank en búsqueda de una sociedad mejor (más libre, más democrática y con mayores cotas de bienestar para todos).

El libro tiene un planteamiento que no por obvio deja de ser original: la educación es la base de cualquier pretensión de mejora futura de cualquier sociedad. La educación, por tanto, es también los cimientos de "cualquier estrategia que busque poner en valor la imagen y el valor del empresario”. Cabe añadir aquí que el libro contempla la función de “empresario” desde una triple acepción más acorde con los tiempos que vivimos. Por un lado, la original, con muchas décadas en los libros de texto y muy fundamentada en la teoría económica marxista del empresario como propietario del capital y de los medios de producción; y, por otro, una segunda más moderna y que ha ido ganando, en mi opinión, características positivas a lo largo de la reciente crisis económica, más relacionado con la figura de emprendedor, es decir, aquella persona que crea o inventa nueva actividad económica a través de su capacidad de innovación y riesgo y que no solamente le beneficia a ella, sino también a los que le rodean. Y, finalmente, una tercera, a caballo entre las dos anteriores y de enorme peso y significado dentro del mundo de la empresa, que es el directivo. El directivo, aunque no es propietario de los medios de producción, los gestiona y se responsabiliza como si lo fuera; y aunque no hace emprendimiento hace lo que ahora llamamos intra-emprendimiento, es decir, crea nueva actividad económica a través de la capacidad de innovación del conjunto de la empresa, que es la que asume el riesgo de sus decisiones.

El texto también hace mención, aunque de forma un tanto somera a mi entender, a los aspectos éticos de la función empresarial. Se dice que “hoy se entiende ya comúnmente que la empresa tiene una responsabilidad social y que crea valor no solo para sus propietarios y accionistas, sino para todos los interesados en ella y para el conjunto de la sociedad”. Quizá, añado yo, este supuesto debería de ser el principio de cualquier programa de economía de la empresa. De esta manera se entendería mejor su función y la de las personas que la dirigen.

Como se ha dicho, el libro es un excelente repaso comentando los distintos programas que sobre la materia se imparten en Bachillerato en las distintas Comunidades Autónomas y por distintas editoriales. Sin embargo, creo que sus principios van más allá de este objetivo formal y sirve de reflexión a todos los interesados por la educación y, desde luego, son extrapolables a la educación universitaria.

Compartir

ABC.es

siempre aprendiendo © DIARIO ABC, S.L. 2017

Miguel Carmelo, Presidente de la Universidad Europea, da su versión sobre el panorama actual de la educación... Más sobre «siempre aprendiendo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
septiembre 2017
M T W T F S S
« Jul   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930