Cinco lecciones que el béisbol puede enseñarnos

Publicado por el dic 17, 2015

Compartir

No es la primera vez que dedico una entrada en este blog a hablar de algo que considero esencial: el deporte. Estoy firmemente convencido de que su práctica habitual mejora notablemente muchos aspectos de la vida, más allá de los físicos, que es algo evidente. Hacer ejercicio hace que seamos personas más saludables, con una mayor calidad de vida. Pero, además, nos enseña otras cosas que podemos aplicar para ser mejores también en el terreno profesional. De alguna manera, a través del deporte recibimos lecciones útiles para la vida.

Quien me conoce bien sabe que dedico unas horas a la semana a practicar deporte. Además, jugué al béisbol de competición durante muchos años. Aún sigo haciendo junto a mis amigos de siempre, aunque ahora practicamos una versión más suave, el sófbol. En nuestro país es un deporte que sigue siendo minoritario, a pesar de que la Selección de Béisbol en España es la tercera potencia de Europa.

Además de disfrutar personal muchísimo en cada juego, creo que del béisbol se pueden extraer algunas enseñanzas que comparto hoy con vosotros:

1.- La constancia y el trabajo, claves para ser mejores. Entrenar tu posición en el campo de juego o perfilar tu bateo no es cuestión de un día. Recuerdo una frase atribuida a Tommy Lasorda, emblemático mánager del equipo de béisbol Los Ángeles Dodgers, que define a la perfección los que quiero explicar en este punto: “La diferencia entre lo posible y lo imposible está en la determinación de la persona”.

2.- Jugar el partido siempre es positivo. Cuando conseguimos ganar el partido, es estupendo. Nos vamos a casa más felices y lo celebramos. Pero son muchas las veces que gana el contrario. En ese momento, en lugar de venirnos abajo, recordamos el partido y cómo disfrutamos por el simple hecho de jugarlo. No siempre las cosas salen como las habías imaginado, pero es esencial aprender y disfrutar del camino hasta alcanzarlas. Siempre que te caes, aprendes una lección. Siempre que ganas, refuerzas una creencia.

3.- Aprovecha las fortalezas individuales, pero trabaja en equipo. En el terreno de juego de un partido de béisbol encontramos dos equipos de nueve jugadores cada uno. Todos ellos trabajan con un objetivo común, pero desde posiciones bien diferenciadas. Funcionan, de alguna manera, como una máquina cuyos engranajes están milimétricamente estudiados. Juntos, en equipo, ganan partidos. Si uno de ellos falla, el equipo falla. Solo juntos, respetando el trabajo de los demás, podemos alcanzar éxitos. Y sólo desde una posición humilde y de respeto, podrás ser respetado por tus compañeros.

4.- Aprende a controlarte en momentos de presión. En el béisbol uno de los momentos más apasionantes como jugador viene cuando te enfrentas a un lanzamiento. El pitcher envía la bola hacia el “home”para que ésta sea recibida por el cátcher. En medio, está el bateador, que debe concentrarse todo lo que pueda para golpear la bola hacia el terreno de juego. En ese momento, los ojos de todos los jugadores y espectadores están puestos en ti. Así que si quieres hacerlo bien, más vale aprender a controlar la presión. Batear es una de las acciones más complicadas porque depende de muchísimos factores. El juego de pelota tiene una importancia fundamental, pero también está la presencia del público, la zona de bateo, el terreno de juego… solo con técnica y entrenamiento el bateador puede llegar a controlar sus reflejos y poner el marcador a su favor.

5.- Hay que pelear hasta el último segundo. En el béisbol, como en la vida, corres el riesgo de quedarte fuera del partido. Pero, como sucede también en la vida, tienes varios avisos antes, tres ‘strikes’ que te dicen que no estás haciendo las cosas bien. Así que hay que luchar hasta el final del partido, hasta el último segundo, oyendo estos avisos e intentando cambiar la técnica de juego a tiempo para salir victoriosos. Muchas veces estos ‘strikes’ llegan por parte de nuestros compañeros, amigos, jefes o familiares. Pueden ser un “recíclate”, “sé más proactivo”, “atrévete a apostar por lo que crees”, “emprende”… Hacer caso omiso a estos consejos puede llevar a quedarnos directamente fuera de juego en el ámbito laboral. Afortunadamente, son muchas las oportunidades al alcance de los profesionales hoy en día. Así que no quedan muchas excusas para abandonar antes de tiempo.

En resumen, el béisbol promueve valores como la disciplina, el compañerismo, la tolerancia y el respeto, la honestidad o el trabajo en equipo. Son lecciones que se pueden aprender cualquier tarde de entrenamiento en el terreno de juego y que servirán para ganar partidos también fuera del campo.

Img 1247

Img 1250

Compartir

ABC.es

siempre aprendiendo © DIARIO ABC, S.L. 2015

Miguel Carmelo, Presidente de la Universidad Europea, da su versión sobre el panorama actual de la educación... Más sobre «siempre aprendiendo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
diciembre 2015
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031